Inicio Revista Zitus Madrid Editorial Zitus Madrid, número 198

Zitus Madrid, número 198

150
0

Deseando estaba poder decir esto de ¡Feliz Año Nuevo vecinos!, ¡Feliz 2024! Os confieso que contaba los días para decir adiós a 2023. Sé que no tenemos derecho a quejarnos si hemos llegado al siguiente año, -siempre agradecida-, pero no ha sido uno de mis mejores años, la verdad. ¡Achaques de la edad o vaya usted a saber!

Pero lo cierto es que ya está aquí 2024, año par, mis preferidos, y la suma de sus dos últimas cifras dan 6, mi número preferido también. Así que, en principio, esto promete.

Con la llegada del nuevo año una tiene la impresión que van a comenzar a hacerse realidad todos esos proyectos que el nuevo gobierno tiene planeado para estos tres barrios, Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo. Algunos ya empezados, como la Biblioteca-Centro Cultural de Montecarmelo, que aunque de forma lenta, las obras van avanzando. O su centro de salud, aunque ese sí que va despacio.

Pero por lo menos va, algo que no puede decirse del anunciado en 2021 Centro Cultural-Biblioteca de Las Tablas, del que los vecinos sólo han podido ver un cartel antes de las elecciones, que por cierto ya ni está. El que sí ha abierto sus puertas, con bastante retraso, es el Centro de Salud de este barrio. La larga espera, demasiada, ha merecido la pena, a juzgar por sus instalaciones. Ahora solo falta que poco a poco todos los vecinos sean derivados al mismo. Recuerda que si eres uno de ellos, tu hospital de cabecera pasa a ser el Hospital Universitario de La Paz, en lugar del Hospital Ramón y Cajal.

En Sanchinarro se espera con ansia el “archi-mega” anunciado polideportivo. Aquí ya me quedo sin palabras, porque la primera vez que oí que se iba a construir, si no me falla la memoria fue en 2007. Viendo los presupuestos del Ayuntamiento para este año, poco más se espera para este barrio, salvo cosas menores. Pero seguramente si preguntáramos a cualquier vecino nos diría que con que empiecen las obras del centro deportivo se dan con un canto en los dientes.

Pero la suma de las dos últimas cifras del año que acaba de empezar es 6, así que este es el año. Esperamos…

Sea como fuere 2024 ya está aquí. Nos toca a todos, políticos incluidos, hacer una lista de buenos propósitos con la intención de cumplirlos, y no escribir por escribir. Yo desde luego tengo la mía porque creo que ha llegado el momento de hacer una lista en condiciones, y de establecer unas prioridades. Y si bien en 2023 no he podido o he sido capaz de dar ese paso, este año creo que ya toca, porque en la vida hay que ser realista.

Por lo demás, ha sido un gustazo ver como las cabalgatas de los Reyes Magos han vuelto al distrito de Fuencarral-El Pardo, tanto la tradicional, con su inicio en Montecarmelo, como la de Las Tablas. No tenía sentido perder una tradición de tantos años. Sin olvidarnos de la Cabalgata Participativa de Hortaleza que este año ha celebrado su 50 Aniversario. 

¡A por el 2024!