La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, inauguró, el pasado 3 de febrero, el Mirador de Montecarmelo, un espacio peatonal y estancial que conecta la avenida del Monasterio de Silos con la calle Monasterio del Paular y facilita el acceso a la estación de Cercanías-Renfe y metro de Paco de Lucía. Al acto acudieron, entre otros, el delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y el concejal del distrito de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez.

La apertura del Mirador, -cuyas obras se han desarrollado durante 6’5 meses con un presupuesto de 810.000 euros-, resuelve la mala comunicación con la estación de metro desde que se inauguró en 2015, que obligaba a muchos de los usuarios a tener que recorrer más de 1,5 kilómetros para acceder a la estación, lo que fomentaba la utilización del vehículo privado.

El Mirador de Montecarmelo, es otra de las parcelas renaturalizadas dentro de la estrategia ‘Madrid, isla de color’, una de las prioridades del Área que dirige Mariano Fuentes para teñir Madrid de verde, luchar contra la contaminación y el cambio climático y mejorar la calidad de vida de los vecinos