Home Las Tablas Vandalizan el huerto “El Tablao de la Compostura”

Vandalizan el huerto “El Tablao de la Compostura”

0

Ningún vecino entiende porqué un huerto, que no molesta a nadie y en el que participan desde hace años todo aquel que lo desee, haya sido objeto de un ataque sin sentido. El pasado 23 de octubre por la noche, uno o varios individuos dejaron su “penoso sello” en “El Tablao de la Compostura”, -situado en la calle Castiello de Candanchú con Puente de la Reina-, que gestiona desde hace años por la Asociación Vecinal de Las Tablas.

Pintadas con símbolos nazis, puntos de mira o destrozos en las plantaciones fueron algunos de los desperfectos que ocasionaron, bajo la firma de Bastión Frontal, estos individuos. Hay que recordar que dicha organización, calificada como neonazi, nació durante la pandemia en el barrio de San Blas. Aun así, durante nuestra visita al huerto también pudimos ver pintadas con insultos al alcalde de Madrid, que probablemente se realizarían en otra ocasión. Hablamos con uno de los usuarios del huerto quién nos cuenta lo ocurrido.

– ¿Qué ha ocurrido exactamente?

– “Todo ocurrió el viernes por la noche”, explica a Zitus Madrid. “La caseta donde guardamos los enseres propios de un huerto, amaneció llena de pintadas, también hay en el muro. Los símbolos ya los habéis visto todos. Pero lo peor no es ya esos símbolos, sino que se dedicaron a arrancar y pisotear los mini huertos para destrozar todo lo posible”.

– Los vecinos comentan que cada vez hay más jóvenes haciendo botellón por la zona. ¿Crees que han tenido algo que ver?

– “No. Los chavales que van a hacer botellón en esa parte no han sido, ya que nunca se han metido en los huertos ni han estropeado nada. Cuando hacen botellón se nota porque hay restos por el suelo, por eso pusimos papeleras y desde entonces lo dejan más o menos recogido. Ellos no han sido”.

– ¿Crees que no ha sido algo casual sino que vinieron a hacerlo?

– “Las personas que lo hicieron vinieron expresamente a eso, no había ni una botella, ni rastros de botellón. Llegaron, pintaron, destruyeron y se fueron. Siempre ha habido pintadas e insultos en Madrid pero en este barrio no había llegado aún. Lo de atacar el huerto lo veo absurdo, pero hay de todo”.

Salir de la versión móvil