Querida Natalia.

Llevo siguiendo Zitus Madrid desde que saliera a la calle en 2005. Nos habíamos venido a vivir a Sanchinarro en el mes de mayo de ese año. Desde entonces cada mes hemos sido fieles seguidores, tanto mi mujer como yo, de la misma. ¡Hasta tenemos algunos ejemplares guardados! Y al final de leerla, de leer los editoriales, sentimos como que eres parte de nuestra familia.

Por eso hemos querido escribirte después del número del mes de abril que por arte de magia, recibimos gracias a la clase de uno de nuestros hijos. Por un lado al principio sentimos pena de recibir un pdf en lugar de la edición en papel. Pero luego al ver el contenido, al ver tantos testimonios y tan variados, al ver reflejado cómo lo estamos viviendo en los barrios, no pudimos sino sonreír y aplaudir desde el salón tu trabajo.

Cuando la adversidad manda, hay que buscar alternativas, y Zitus Madrid no nos ha defraudado aún sabiendo cómo te debiste sentir por no poder salir a la calle como desde hace tantos años.

Natalia, gracias por darnos voz.

Ángel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here