La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera y el presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Álvaro Aresti, firmaron, el pasado mes de julio, el Convenio Marco de Madrid Nuevo Norte. Un documento que supone el último paso de su fase de planeamiento, permitiendo entrar definitivamente en la fase de gestión urbanística.

– “Con esta firma se cierra definitivamente la fase de planeamiento del proyecto y entramos la de gestión urbanística, previa al inicio de las obras, un logro que no se había alcanzado en la larga historia de esta actuación”, afirmó Aresti.

El Convenio Marco es un instrumento de colaboración público-privada, mediante el cual las partes que impulsan Madrid Nuevo Norte acuerdan la coordinación en la ejecución de infraestructuras claves para el proyecto y para toda la ciudad. El convenio tiene dos objetivos: establecer un marco de colaboración para asegurar la compatibilidad y coordinación entre las actuaciones singulares de MNN y las obras de urbanización de cada uno de los cuatro ámbitos de actuación del proyecto; y habilitar el inicio de la gestión urbanística de todo el proyecto, con la excepción del ámbito de actuación de la estación de Chamartín. Además, permitirá optimizar los procesos de gestión y ejecución, garantizando un menor consumo de recursos, tanto públicos como privados.

El Convenio regula las infraestructuras de Madrid Nuevo Norte que trascienden cada uno de sus cuatro ámbitos urbanísticos, además de otras actuaciones que están vinculadas al proyecto y resultan relevantes para  su materialización. Entre estas últimas actuaciones, que no están reguladas en el planeamiento de MNN, pero se proponen en la modificación del Plan General, se incluyen, por ejemplo, la remodelación y mejora de los nudos Norte y de Fuencarral y el cubrimiento del último tramo de la Castellana, ambas por parte del Ayuntamiento.

Con su firma, las partes implicadas se comprometen a elaborar un Plan de Coordinación y Ejecución que incorporará un programa de actuación para cada una de las infraestructuras y trabajos contemplados, que será elaborado conforme a las directrices y bajo la supervisión de los servicios técnicos de las entidades públicas firmantes de este Convenio. Para ello se constituirá un Comité Técnico en el que participará al menos un representante de cada una de las partes. Además, para garantizar la plena coordinación de las actuaciones respecto de las infraestructuras públicas, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid designarán un representante de la Empresa Municipal de Transportes, del Consorcio Regional de Transportes y del Canal de Isabel II.

Tras la firma de este Convenio, Madrid Nuevo Norte se encuentra ya en la fase de gestión urbanística. Uno de los hitos de esta fase va a ser la constitución de las Juntas de Compensación, entidades de carácter público-privado que se encargarán de redactar los proyectos de urbanización y de reparcelación y de gestionar y costear las obras de urbanización e infraestructuras de cada uno de los ámbitos.

FOTO: Ayuntamiento de Madrid