El 1 de julio abrieron 13 de las piscinas municipales al aire libre y varias de las cubiertas de uso recreativo. En el caso de Fuencarral-El Pardo podrás darte un chapuzón en las piscinas de Santa Ana y Vicente del Bosque, mientras que en Hortaleza en la de Luis Aragonés.

El Ayuntamiento ha trabajado durante semanas para garantizar los protocolos y las medidas de seguridad recomendadas por el Ministerio de Sanidad, tanto para trabajadores como para usuarios.

Así, se reduce el aforo al 30% y se garantiza la distancia de dos metros, duplicando la superficie por persona en los espacios al aire libre, que deberás respetar también dentro del vaso y a la entrada y salida, al igual que en las duchas y en el resto de las instalaciones. Las medidas se irán adaptando a las futuras indicaciones de las autoridades sanitarias.

La limpieza está siendo exhaustiva, con desinfección diaria de todos los elementos, equipos y superficies. Además, los trabajadores de las piscinas municipales han superado antes de su incorporación un test PCR realizado por Madrid Salud y han recibido formación al respecto. Otra novedad es la compra online de las entradas a través de la web del Ayuntamiento o utilizando una aplicación específica que te facilitará el trámite.