Más de un centenar de personas residentes en el madrileño barrio de Tres Olivos han creado una Plataforma contra la construcción de un aparcamiento disuasorio. Apoyados por las Asociaciones Vecinales de Las Tablas, Arroyo del Fresno y Barrio de Montecarmelo, se concentraron recientemente en la parcela donde el Ayuntamiento de Madrid levantará el nuevo parquin.

Entre los argumentos que aportan, tanto los vecinos de la plataforma como las asociaciones que la apoyan, destacan que no es un servicio demandado por el barrio que además alterará y complicará los accesos tanto a Tres Olivos como a Montecarmelo, su desorbitado coste, -cerca de 16 millones de euros-, que choca contra la carencia de equipamientos en la zona, así como el impacto medioambiental negativo al fomentar el uso del coche.