Está atravesando uno de sus mejores momentos. Al éxito que ha conseguido gracias a la séptima temporada de “Amar es para siempre”, hay que sumarle #Luimelia en Atresplayer y ahora, Paula Usero, estrena la película “La boda de Rosa” dirigida por Iciar Bollaín y protagonizada, entre otros, por Candela Peña.

Luimelia, Amar es para siempre y La Boda de Rosa.

• ¿Digamos que es el momento Paula?
“Digamos que está siendo una temporada de mucho trabajo, que estoy muy agradecida por todas las oportunidades y espero que sigan viniendo y no parar de trabajar”.

• ¿Hábleme de cada uno de los personajes?
“Luisita del 77 y Luisita del 2020 son muy luchadoras, quieren ser felices y van a pelear para conseguirlo. Ambas son las mismas en esencia, en alma idénticas sólo que en contextos distintos, lo que modifica su comportamiento. Lidia, de la Boda de Rosa, no tiene las cosas claras, es precipitada y a veces antipática. Se marchó de casa para buscar la felicidad, la prosperidad en el trabajo y alcanzar sus sueños, pero éstos se han visto truncados. Cuando se da cuenta que está siguiendo los pasos de su madre, regresa para volver a encontrar su eje”.

• Todo el mundo destaca la naturalidad con la que traspasa la cámara. ¿Es esa la clave de su éxito?
“La verdad es que no tengo ni idea, creo que es importante poder transmitir verdad. No sé si lo hago, pero es la única manera que sé de hacerlo. Un papel para que me enganche tiene que tener eso, verdad. Hay veces que las tramas no son del todo como quisiera, pero hay que saber defenderlas y sobre todo contarlo desde la más absoluta verdad”.

• ¿Cómo es Paula cuando llega a casa?
“Desde años soy muy casera, me encanta llegar y no hacer nada y entre semana no veo la tele. Me gusta tener silencio, una cena rica, un vino, música, charlar con mi chico, un libro, una mascarilla o una ducha calentita… Pequeñas cosas pero que en el momento perfecto son estupendas. Tiempo libre y de calidad tengo muy poco, ahora mismo el domingo, y es un día para estudiar y organizarme la semana”.

• De pequeña hacía publicidad pero alguna vez ha comentado que la interpretación no le llamaba la atención y que fueron sus amigos y su tía los que le animaron. ¿Qué ha encontrado en ella para quedarse?
“No es del todo así. Iba a una escuela de teatro de Valencia y hacía cursos intensivos que me hacían muy feliz, aunque no supiera entonces que estaba sembrando algo. Me viene un recuerdo de cuando era pequeña, jugando en una casita de madera que me hizo mi padre en el chalet de mis abuelos, con mis primos y yo siempre elegía el nombre de Rita, me imaginaba con un vestido rojo y bailaba y actuaba con ellos. Así que supongo que siempre he querido ser actriz, pero nunca lo he sabido. Desde luego que ahora mismo estoy aquí porque mis amigos, hace ya muchos años, me lo recordaron e inconscientemente salió Paula pequeña y me dio fuerzas para intentar ser lo que hoy puedo decir que soy”.

• Estrena La Boda de Rosa. ¿Cómo es rodar por segunda vez con Iciar Bollaín?
“Cuando sonó el teléfono no podía creerlo y lloré como una tonta, llena de ilusión y felicidad. El casting fue uno de los mejores hasta ahora, me sentí libre y con mucha fuerza, supongo que al conocerla de antes fue mucho más fácil, aunque también después de 5 años, te pones nerviosa, pero en mi caso eso fue justamente lo que me hizo estar tranquila. De la peli espero que las salas estén llenas hasta el porcentaje que se permita, pero sobretodo que la gente pueda verse reflejada y que les anime a conseguir sus sueños, a luchar y que sientan que su momento es ahora, y no luego. Volveremos al cine poco a poco, después de lo que hemos vivido, y yo espero poder ir también”.

• ¿Cómo se presenta el verano?
“Caluroso, en Madrid y a tope de trabajo. Me quedo sin mojarme en la playa, pero más adelante cuando tenga unas semanas, estoy segura que me escaparé”.

Texto: N. Arechederra Fotos: A.Pizarro / N. Martínez