Los vecinos de Las Tablas cuentan con un segundo espacio donde poder practicar la modalidad de calistenia. Situado en la calle Portomarín, junto al nuevo depósito de agua regenerada, este espacio se suma al que ya existe en la calle Palas de Rey. La calistenia, que cuenta cada vez más adeptos, se trata de un modo de entrenamiento que se vale del peso corporal.

La nueva área deportiva, instalada por el Ayuntamiento de Madrid, cuenta con bancos abdominales, barras paralelas y fijas, aros, etc. Conviene recordar que se trata de un espacio al que sólo deben acceder adultos y adolescentes que superen el 1’40 de altura y en los que en cada elemento no debe permanecer más de una persona.

– “Todavía hay gente que no se toma esto en serio y o bien lleva a los niños pequeños o los deja jugando en la arena, con el peligro de que un adulto pueda lastimarlo. Sigo sin entender porque no hay un cartel expreso con su prohibición de acceso”, nos dice un vecino que ya ha probado las nuevas instalaciones.