Con una inversión municipal de 5,8 millones de euros y un plazo previsto de ejecución de 15 meses, el Ayuntamiento de Madrid da luz verde a la construcción de un nuevo centro de mayores en el barrio de Mirasierra. El centro, que estará ubicado en la calle Peña Vieja 4 esquina con la calle Nuria, tendrá una superficie total construida de 2.770 m2 que serán repartidos en cuatro niveles.

Además, para poder realizar programas socioculturales, ocupacionales o formativos, contará con diversas áreas para talleres, nuevas tecnologías, biblioteca y sala de lectura, así como gimnasio y salas polivalentes. De igual manera, habrá un área de cuidado y atención física para servicios de podología, fisioterapia y peluquería y una zona de comedor y cafetería.

El diseño de las instalaciones busca espacios flexibles que permitan el cambio de uso según las necesidades que se planteen en cada momento. Este centro de mayores se sumará a los otros cinco existentes en el distrito y dará cobertura al barrio de Mirasierra, donde, hasta ahora, no existe un centro municipal de estas características