Los distritos de Fuencarral-El Pardo y Hortaleza han aprovechado los meses de verano para realizar obras de conservación y mantenimiento en algunos de sus centros docentes públicos. En el distrito Fuencarral-El Pardo se ha invertido poco más de 818.000 euros, con el fin de que los alumnos disfruten de unas instalaciones renovadas el próximo curso escolar 2021-22.

En concreto, se ha procedido a acondicionar los patios de las escuelas infantiles Las Tablas, Montecarmelo, Arroyofresno y La Corte del Faraón. Además, se han arreglado los cerramientos y el vallado para mejorar el nivel de seguridad en las instalaciones y se han colocado pérgolas para ampliar las zonas de sombra. En estas actuaciones se han invertido más de 98.000 euros. Además, también se han realizado obras de mantenimiento en los patios en los colegios públicos de Infantil y Primaria Josep Tarradellas, Cardenal Herrera Oria y Mirasierra por un importe de 120.000 euros.

Por su parte, con un presupuesto de 400.000 euros, se han ejecutado varias obras de acondicionamiento y conservación para reparar los desperfectos ocasionados por el uso de las instalaciones en el CEIP Alhambra y el CEIP Lorenzo Luzuriaga. En estos centros también se han sustituido las calderas. Finalmente, se van a realizar actuaciones para adaptase a la normativa de seguridad vigente en las salas de calderas de 32 centros docentes de Fuencarral-El Pardo. A estos trabajos se destinarán más de 200.000 euros.

Por otro lado, la Junta de Hortaleza ha destinado más de 1,4 millones de euros para mejorar varios centros educativos públicos del distrito. En concreto durante el verano han realizado una treintena de actuaciones en 11 colegios de Infantil y Primaria, un centro de Educación Especial y una escuela infantil de titularidad municipal. Se trata de obras de mantenimiento y rehabilitación en zonas interiores y exteriores de los centros docentes con cargo al presupuesto de la junta municipal

En el caso del CEIP Adolfo Suarez de Sanchinarro, el dinero invertido se ha destinado para la adecuación a la normativa del sistema de alarma de intrusión.

Foto: Junta Hortaleza