Inicio Gente del Barrio Maxi Carchenilla

Maxi Carchenilla

50
0

Natural de la localidad toledana de Mejorada, Maxi Carchenilla, casado y vecino de Las Tablas desde hace ocho años, es musicólogo, compositor, escritor, pedagogo y director de diversas agrupaciones musicales en la actualidad, como Schola Gregoriana Matritensis y Cuarteto Vocal GLEM. Después de más de cuarenta años de profesor de Educación Primaria y de Música y Dramatización, la jubilación ha llamado a su puerta. Algo que no ha impedido que deje de lado su pasión por la música.

Tanto es así, que este vecino de Las Tablas ha compuesto y escrito un himno a la Virgen de la Parroquia del barrio, Santa María Soledad Torres Acosta y San Pedro Poveda

– ¿Cómo y cuándo surge la idea de escribir este himno?

– “Un día, paseando con mi mujer, hicimos una parada y visita en la Iglesia de Santa María Soledad Torres Acosta y San Pedro Poveda. Y al contemplar esta preciosa, natural y maternal imagen, me tocó la musa y me incitó a componerla una canción”.

– ¿Fuiste a la parroquia con el himno ya hecho o primero preguntaste si era buena idea?

– “Cuando lo tuve terminado y grabado, llamé al párroco, Don Roberto, y le dije que había compuesto un Himno a Santa María Reina de Las Tablas. La acogió con mucho entusiasmo. Y quedamos para hacérsela llegar”.

– ¿En qué te inspiraste para hacer la letra y la melodía?

– “La letra y la música de una canción van estrechamente unidas. Yo las compongo de manera conjunta, buscando en la música melodías sencillas que puedan encajar bien y pronto en los que la escuchen y canten, y que la letra esté llena de sensibilidad, religiosidad, cariño y cercanía. En este caso la contemplación de la imagen fue decisiva”.

– El himno se presentó a finales de año, ¿Cómo ha sido la acogida tanto de la propia parroquia como de los feligreses?

– “En la entrevista con Don Roberto, sugirió que se podría presentar en los actos que los coros de la Parroquia tienen con motivo de la Navidad. Y así se hizo, de una manera sencilla, quedando a poder presentarla más adelante en un acto religioso con motivo de alguna festividad de la Virgen”.

– ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de tu contacto con el mundo de la música y de dónde te venía esa afición?

– “El recuerdo se pierde en la lejanía. Ya desde pequeño me gustaba crear y tocar instrumentos en casa, con lo que fuera. En el colegio, siempre he sido componente de cada uno de los coros, actuando en festivales escolares. Digamos que la música siempre ha estado, y está, aleteando. Es un don del que me siento muy agradecido y que quiero compartir con muchos”.

– Has creado varias canciones, participado en proyectos musicales de editoriales, música tradicional, coral, gregoriana, etc. ¿Cuál sería un breve resumen de toda esa trayectoria?

– “Resumir esta trayectoria sería una tanto complicado. Va desde mi vida en el entorno escolar; dando conciertos de Música Tradicional de Raíz, con mis instrumentos de cocina, campo y labor; mis innumerables cursos de música para formación del profesorado; mis actividades y conciertos con mis agrupaciones musicales anteriormente mencionadas y otras que he creado, como la Coral Stellarum, la Coral Voces de Mejorada, el Grupo de música Sefardí SIMANE, el cuarteto de Cuerda CORDE NEL CUORE…. Tengo a mis espaldas cantidad de discos, casetes, CD’s sobre temas variopintos. Dentro de la música popular también he creado seguidillas, jotas… para diversas localidades, destacando “La Jota de Olombrada “La zaraguja”, “Soy de Castilla La Mancha”, “Ronda que ronda”, etc.”.

– ¿Esta vena creativa te ha llevado también a desarrollar actividades creativas literarias y musicales e incluso haciendo guiones de teatro infantil?

– “Sí. También he creado obras de teatro infantil: El Gato con Botas, Piccolo Saxo y Compañía, La Bella Durmiente, En un cuadro me colé… He colaborado con mi música en obras de Apuleyo Soto, como El Buey de los Cuernos de Oro, Doña Noche y sus Amigos o El Príncipe que se quería casar”.

– ¿Crees que se le da la importancia que tiene la música en los colegios? ¿Por qué?

– “Hace unos años hubo un intento de aupar la música escolar. La idea era buena, llegando incluso a crear el puesto de Especialista en música. Pero creo que no se la da la importancia que tiene. Es un campo para educar la creatividad artística y descubrir y desarrollar valores ocultos y dormidos, y el pedagogo musical no cuenta con el apoyo necesario”.

– ¿También has escrito un libro Dilla y Drillo? Eres el hombre orquesta por así decirlo.

– “Bueno, bueno. Vamos a dejarlo en una persona creativa que está atento a lo que puede surgir a su alrededor y expresa lo que siente y vive en una narración, en una sopa de letras, en una poesía, en una canción. También me introduje en la literatura infantil con el libro Dilla y Drillo. En la producción religiosa, el último libro escrito ha sido “Un email a Padre Dios”, reflexiones para cada uno de los días del año”.

– ¿En qué andas metido ahora mismo?

– “Ahora mismo he terminado la Marcha Procesional del “Merlú”, para la Cofradía de Jesús Nazareno Vulgo Congregación, de Zamora. Sigo con mis conciertos con mi Schola Gregoriana Matritensis: Basílica de La Milagrosa (Madrid), Santuario de Ntra. Sra. de Estíbaliz (Vitoria), Basílica de la Veracruz (Murcia), Basílica del Cristo de Urda (Toledo), Basílica de la Promesa (Valladolid), Iglesias de Madrid… Y continuo con mi Cuarteto Vocal GLEM creando videos para compartir”.

– ¿No paras?

– “No. Por eso sólo se me ocurre dar gracias por haber tenido la oportunidad de educar a muchos, por el don de la música y por la capacidad creativa que siento y desarrollo. Y no quiero olvidarme de mi canción “Tú me enseñaste a volar”, dedicada al maestro, con letra de mi amigo Pedro Mari García Franco, muy extendida y usada en despedidas de curso y jubilaciones de profes. La música no tiene fronteras, ni sabe de distingos, es universal y es capaz de hacer a las personas mejores. Si sabemos llevar a los niños, desde pequeñitos, por este camino, estaremos ayudando a que nuestra sociedad sea un poquito mejor. Que Santa María Reina de Las Tablas, esté en corazón de cada vecino, la mire, la rece, la sienta y la cante, con todo el alma”.

SANTA MARÍA, REINA DE LAS TABLAS

¡Santa María, Reina de Las Tablas!, madre repleta de amor;

venimos con toda confianza, ¡escucha nuestro ruego, que es canto y oración!

¡Acoge las penas y alegrías, trabajos e ilusiones de nuestro corazón!

  1. Porque Dios lo quiso, y Tú quisiste,

fuiste esclava libre del Señor;

con tu “sí” alumbraste la Palabra

que nos dio el mensaje del amor.

  1. Tú que estás al lado de tu Hijo

y conoces bien su corazón,

llévale lo que te presentamos

para que lo cambie por amor.

  1. Lleva nuestra vida de tu mano,

da firmeza a nuestro caminar,

llénanos de fe sin titubeos

para confiar en su bondad.

  1. Mécenos como a un niño pequeño,

guárdanos junto a tu corazón,

déjanos sentir tu amor de Madre,

de tu mano, llévanos a Dios.

¡SANTA MARÍA, REINA DE LAS TABLAS!,…

¡SANTA MARÍA, REINA DE LAS TABLAS! ¡RUEGA POR NOSOTROS!

SANTA MARÍA, REINA DE LAS TABLAS