El Ayuntamiento de Madrid convertirá 203.440 m2 en espacio cero emisiones gracias a la conversión de 10 kilómetros lineales de calzada, por donde actualmente circulan vehículos, en tramos peatonales. Las 21 peatonalizaciones, que comenzaron a realizarse el pasado mes de diciembre y se llevaran a cabo hasta enero, afectan a 48 tramos de los 21 distritos de la capital.

El diseño de las peatonalizaciones está alineado con una de las medidas de los Acuerdos de la Villa que se rubricaron en julio, en donde los cinco grupos municipales pactaron que deberían llevarse a cabo en todos los distritos, “prestando especial atención a los cascos históricos, a zonas con escasez de espacio peatonal y a la proximidad de mercados, centros de salud, centros educativos y zonas de acceso al transporte público”.

En el caso del distrito de Hortaleza se peatonalizará 355 metros de su casco histórico, afectando a la calzada de algunos tramos de las calles Mar Mediterráneo, Mar Cantábrico, Mar de Japón y Mar de la Sonda. La zona cero emisiones computará 2.762 m2. Fuencarral-El Pardo por su parte, ganará espacio para el tránsito peatonal en su casco histórico gracias a la peatonalización de la plaza de las Islas Azores y calle Dos Ríos, lo que supone cortar 136 metros de circulación al tráfico que sumará 1.412 m2 de superficie cero emisiones.