“Todavía se nos encoje el corazón al recordar aquel mes de marzo. A la terrible situación sanitaria que se nos vino encima, tuvimos que sumarle que de la noche a la mañana nos vimos echando el cierre a nuestras academias de Kids&Us en Las Tablas, Montecarmelo y Mirasierra, con lo que ello significaba. Sólo el que pasó por lo mismo entenderá esos momentos de incertidumbre, angustia y hasta dolor porque sacar a flote tu propia empresa no es fácil. Y te ves en casa, pendiente de las directrices que nos daba la Central, pero al mismo tiempo mandando mensajes de tranquilidad a esas familias que siempre han estado junto a nosotros.

Y lo que iban a ser 15 días se convirtieron en meses. Pero ahí seguían nuestras familias, con sus mensajes de apoyo, respondiendo a los emails que les mandábamos con las materias a realizar semanalmente, preguntándonos por cómo nos encontrábamos nosotras y los “teachers” y piensas: lo estamos haciendo bien, lo hemos estado haciendo bien todos estos años para recibir tantas muestras de cariño.

Y llega el verano, con suma cautela solo en el centro de Mirasierra y Montecarmelo llevó a cabo, con éxito y muchas limitaciones, los campamentos de verano. Y mientras todo el mundo disfrutaba de las vacaciones, nosotras estuvimos trabajando en cómo se iba a poder comenzar el curso en septiembre, cumpliendo todos los protocolos de sanidad y cuando comenzamos al 75% de aforo, a las pocas semanas nos lo reducen al 50%. Pero tú sigues apostando por tus trabajadores y sobre todo por esas familias que cuando nos vieron al comenzar el curso nos sonrieron con los ojos y nos dijeron: por fin volvemos.

Y aquí seguimos, confiando en nuestro método de aprendizaje del inglés, con la esperanza de que esto tendrá que pasar página y con el convencimiento de que si algo hace grande a nuestras academias son las familias que nos arropan por encima de todo”.

(Especial 1 Aniversario Pandemia)