Inicio Protagonistas Luis de Arriba, «Luidgi»

Luis de Arriba, «Luidgi»

91
0

Experimentado triatleta y ultrafondista, con más de 15 Ironman finalizados, acaba de publicar “El libro del Finisher”. Un libro que narra la historia de una persona normal que a los 38 años decidió cambiar de vida y empezó a hacer deporte.

Vecino de Montecarmelo, acaba de finalizar su segundo Ultraman, que se ha llevado a cabo el pasado 11 de febrero en Florida.

– ¿Qué va a encontrar el lector en “El libro del Finisher”?

– “El lector va a encontrar las pruebas que he realizado, -Cruce a nado del Estrecho de Gibraltar, Ultraman Cozumel, Ultra Trail Mont Blanc, Campeonato del mundo Xterra, Cape Epic, Titan Desert, etc.-, pero sobre todo quiero que sirva como punto de partida para conseguir que la gente empiece a hacer deporte y descubra que es muy gratificante y que nada es imposible. El primer paso siempre es el más difícil”.

– ¿Va dirigido a profesionales o también a personas que están pensando comenzar a correr?

– “A cualquier persona. Me sentiría muy satisfecho sabiendo que gracias a él he conseguido «levantar del sofá» a alguien. Aunque por supuesto está lleno de información y consejos para el que quiera realizar cualquier reto de deporte de resistencia”.

– ¿Cuándo y por qué decide Luis comenzar a correr?

– “La verdad es que empecé a hacer deporte y a correr para cuidarme de los excesos de la juventud. Tuve la suerte de conocer a mi mujer que era deportista, nadadora, y me inculcó la importancia del deporte en la vida”.

– ¿Qué recuerdos guarda de esa época?

– “Los inicios son duros pero muy bonitos. Vas viendo que con esfuerzo, sacrificio y disciplina vas alcanzando las metas que te propones. En mi caso, primero 10 km, luego una Media Maratón y por último una Maratón (42 km). Luego, la verdad es que no he parado je, je”.

– ¿Y  cómo pasa uno de empezar a correr a convertirse en un triatleta y ultrafondista con más de 15 Ironman?

– “Cuando conocí el triatlón me enganché. El triatlón consiste en nadar, bici y correr. Hay que hacerlo todo seguido sin pausas entre los tres deportes ya que el tiempo final es la suma de todo, incluido lo que tardas en pasar de una disciplina a otra. Las distancias son variables. Desde el «Sprint» (750m. natación + 20 km bici + 5 correr) hasta el Ironman (3,8 km natación + 180 km bici + Maratón (42 km)”. 

– Nombrar todas las pruebas en las que ha participado es imposible. ¿Si tuviera que quedarse con dos, cuáles serían y por qué?

– “El Campeonato del Mundo Ironman de Hawai, que es el sueño de todo triatleta, -ya que tienes que quedar entre los primeros en un Ironman previo para conseguir la clasificación y poder participar-, y el Marathon de Sables, 240 km corriendo por el desierto en autosuficiencia durante 6 días. El sentimiento de correr en el desierto por la noche bajo las estrellas es algo que no se olvida en la vida”.

– Tan importante es el aspecto físico como el psicológico para hacer frente a ellas, ¿no?

– “Yo diría que incluso más el aspecto psicológico que el físico. El cuerpo va donde la mente quiere ir. Los seres humanos tenemos mucha más capacidad de la que imaginamos. En mi libro pongo el ejemplo de que si tuviéramos que recorrer 42 km para conseguir una medicina y salvar a un ser querido, la mayoría lo haría. Pero muchas personas me dicen que son incapaces de correr una maratón. Creo que lo que les falta es la «motivación» suficiente para hacerlo. Entreno gente y hago mucho hincapié en aspectos como la organización, motivación y rutina en el día a día. Como todo en la vida, los resultados vienen del trabajo previo”.

– ¿Cómo ha ido en el ULTRAMAN de Florida del 11 de febrero?

– “Muy bien. He conseguido la clasificación para el Campeonato del Mundo Ultraman en Hawai, que era el objetivo. Para el que no lo sepa, un Ultraman es un triatlón que se celebra en tres días. El primer día se nadan 10 km + 145 km bici. El segundo día se hacen 275 km de bici y el tercer día se corre una doble maratón (84 km)”.

Desde hace más de 13 años «Luidgi» vive en Montecarmelo, barrio donde no es raro verle practicar deporte.

– “Vivimos en un entorno privilegiado para el deporte al aire libre. El monte de El Pardo es un lujo como «patio de recreo» para andar, correr, mountain bike, etc.”. 

– ¿Qué tiene que tanto engancha la cultura runner?

– “Creo que la gente cuando empieza a correr descubre que no solo es bueno para su cuerpo sino también para su mente. Cuando corremos o hacemos deporte liberamos dopamina, una droga natural que hace sentirnos felices”.

– ¿Su próximo objetivo?

– “El Campeonato del Mundo Ultraman de Hawai en noviembre”.

Texto: Natalia Arechederra