Inicio Montecarmelo Los vecinos plantan cara al Ayuntamiento de Madrid antes el “mega cantón”...

Los vecinos plantan cara al Ayuntamiento de Madrid antes el “mega cantón” que quieren construir

327
0

Mientras disfrutaban de las vacaciones de verano, lo que menos esperaban los vecinos de Montecarmelo es  lo que se iban a encontrar a la vuelta de las mismas. Una noticia que a día de hoy muchos no terminan de creerse. Y es que el Ayuntamiento de Madrid, sin previa consulta con los vecinos, -algo a lo que se comprometió antes de las elecciones del pasado mes de mayo-,  decidía que la mejor ubicación para construir un Cantón y una Base SELUR de 10.000 m2 era la parcela ubicada detrás del cementerio de Montecarmelo, al lado del Anillo Verde Ciclista y entre tres colegios: El Colegio Alemán de Madrid, la Escuela Infantil Sol Solito y el Colegio Santa María La Blanca.

PLATAFORMA

Lejos de quedarse de brazos cruzados la maquinaria de protesta comenzó a andar. Primero con sólo unos cuantos vecinos, para pasar a formar la Plataforma “No al Cantón de Montecarmelo”, que en la actualidad la forman más de 70 comunidades, las dos asociaciones vecinales del barrio, -Montecarmelo y Barrio de Montecarmelo-, la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Las Tablas y Montecarmelo, ACEMTA, los CEIP Infanta Leonor y Antonio Fontán, el colegio Concertado Santa María la Blanca, el colegio Alemán así como le Escuela infantil Sol Solito, entre otros.

Un engranaje de vecinos divididos en distintas áreas que desde entonces no piensan parar para lograr su objetivo: la reubicación de dicha infraestructura, la primera tan grande que se va a construir en Madrid y que reagrupa un cantón y una base del SELUR.

– “No es que no lo queramos aquí y que se lo pongan a otro. Nuestro objetivo es que este tipo de instalaciones”, nos comentan desde la Plataforma, “no construyan en zona residencial, sean del barrio que sean, sino en suelo industrial. Y hay parcelas para hacerlo”.

Desde el primero momento, los vecinos de Montecarmelo solicitan al Ayuntamiento la reubicación del cantón y base del SELUR, -que dará servicio a toda la zona norte de Madrid-, en “las parcelas dotacionales ubicadas cerca del cuartel de Artillería de la carretera Fuencarral – Alcobendas”.

Con el propósito de tranquilizar a los vecinos, el delegado del área, Borja Carabante, les trasladó que el Ayuntamiento de Madrid había buscado una “alternativa a la parcela inicial que se seleccionó en Arroyo del Fresno y Montecarmelo” tal y como se comprometió en mayo con las asociaciones vecinales. “Se trata de una parcela que es técnica y urbanísticamente viable y que estuviera lo más alejada posible de las viviendas. Y esta parcela cumple los requisitos”.

Algo que no convence a los vecinos del barrio que el 17 de septiembre, bajo una intensa lluvia, salieron a protestar por primera vez a la calle.

MANIFESTACIÓN

Sólo unas semanas después, el 1 de octubre, volvían a manifestarse. Cerca de 5000 personas ocuparon las calles de Montecarmelo para mostrar su rechazo al cantón y base del SELUR aprobadas por el ayuntamiento. Por iniciativa propia, a la manifestación acudieron representantes de todos los partidos políticos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid. Así pudimos ver a Rita Maestre por Más Madrid, Javier Ortega Smith de VOX y Reyes Maroto del PSOE.

– “Desde la Plataforma agradecemos su presencia pero seguimos reivindicando nuestro carácter ciudadano y políticamente neutro. La asistencia masiva de los vecinos del barrio a la manifestación”, declaraba Rafael Llanes, portavoz de la Plataforma, “reclama firmemente la reubicación del Mega-Cantón a una zona de impacto social y ambiental cero. El Ayuntamiento debe escucharnos”.

– “Personalmente”, nos cuenta Patricia vecina del barrio, “sigo sin entender cómo el Ayuntamiento de Madrid puede afirmar que esta parcela es la idónea. Esto demuestra que las adjudican desde un despacho sobre plano y no in situ”.

Días después era la embajadora alemana en España, María Margarete Gosse, la que le trasmitía al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, su preocupación por la instalación del cantón de limpieza cerca del Colegio Alemán de Madrid.

REUNIÓN

Fruto de la presión social ejercida por la manifestación, el Ayuntamiento de Madrid se reunía presencialmente con la Plataforma No al Cantón de Montecarmelo el pasado 5 de octubre, tercera reunión que mantenían ambas partes. Un acto que tuvo lugar en el despacho del Delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y al que por parte del ayuntamiento asistieron José Antonio Martínez Paramo, Coordinación general de Medio ambiente y además presidente de la Junta de Distrito de Fuencarral-El Pardo, y Víctor Manuel Sarabia Herrero, de la Dirección general de Servicios de limpieza y residuos.

Pese a que el ayuntamiento se mantuvo firme en la decisión tomada, se comprometió a adelantar la memoria técnica y entregar una copia del proyecto de la instalación del cantón en cuanto lo tengan disponible, seguir hablando con la Plataforma vecinal para intentar solucionar el problema, no iniciar obras hasta que hayan discutido con la Plataforma el proyecto del cantón y las instalaciones que se incluyan en el mismo, así como entregar la memoria y el proyecto de la instalación del cantón de limpieza

Carabante mantenía, al igual que ha hecho el alcalde de Madrid en más de una ocasión, que en dicha instalación “no habrá tratamiento de basura ni acumulación» de residuos orgánicos”. Unas informaciones que los vecinos no comparten.

– “También nos han dicho que la distancia que hay entre el Colegio Alemán y la Escuela Infantil Sol Solito es de 120 metros”, nos dice una vecina, “y eso no es cierto. Que vengan y lo midan porque son 60 metros escasos”.

REGISTRO Y DEFENSOR DEL PUEBLO

La Plataforma quiso dar un paso más, y el 18 de octubre presentó en el Registro Municipal un documento técnico elaborado por profesionales y expertos, en el que incluyen una parcela alternativa para la reubicación del “mega cantón” de Montecarmelo.

– “En este documento”, nos comentan desde la plataforma, “demostramos que la ubicación alternativa que proponemos tiene muchísimas mejores condiciones técnicas, un impacto social cero, ya que está alejada de toda vivienda y por supuesto de cualquier colegio, y mejores condiciones de movilidad para los 80 vehículos de maquinaria pesada que están previsto que trabajen, accediendo de forma más directa y rápida a todos los barrios a los que van a dar servicio”.

Según la Plataforma sólo se trata de voluntad política ya que la ley urbanística permite la reubicación de esta instalación.

– “No pueden gobernar de espaldas al ciudadano y 20.000 personas piensan que la ubicación elegida es la peor de todas las posibles. No vamos a permitir que una instalación de basuras y residuos tóxicos del tamaño de un Bernabéu y medio se instale en pleno corazón de un barrio residencial”, comentaron a la salida del Registro.

Un día después, ya que el ritmo de trabajo de la Plataforma y sus voluntarios es vertiginoso, presentaron un escrito antes el Defensor del Pueblo para trasladarle la problemática sobre este tema.

APOYOS

Para muchos, el proyecto de instalación del “mega cantón”  por parte del Ayuntamiento de Madrid, ha supuesto un punto de inflexión en la vida del barrio. Tanto es así que cada acto o paso que da la Plataforma con el objetivo de conseguir su fin, la reubicación, cuentan cada vez con más apoyos.

– “Da la impresión”, nos comenta Jorge, vecino del barrio desde 2008, “que los políticos pensaban que no éramos un barrio unido y el “mega cantón” nos ha unido a todos, comunidades, comercios, colegios, asociaciones etc. Y con eso no contaban”

– ¿Con qué otros apoyos cuenta la Plataforma?

– “Tenemos varios frentes abierto. Por un lado la Plataforma cuenta con el apoyo de casi todo el barrio de Montecarmelo. Estamos hablando de 20.000 personas y además todos los colegios se han unido en bloque y representan a 5.800 alumnos. Nos apoyan las dos asociaciones de vecinos del barrio y de barrios que nos rodean y que también les afecta, incluso contamos con el apoyo de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales, FRAMV”, nos comenta Rafa Llanes. “Además, la Embajada de Alemania ya se ha reunido también con el alcalde, estamos esperando al contestación del Defensor del Pueblo, y ahora estamos con la Asociación de la Memoria Histórica y en contacto con las familias de los brigadistas internacionales fallecidos para saber dónde están en concreto enterrados. Todo indica que se van a involucrar con nosotros ya que hay  una alto índice de sospecha de que la fosa de los brigadistas, que es la más grande que hay, puesto que se sumaron 424 cadáveres, en su día los franquistas los sacaron de suelo Santo y los sacaron afuera pegado a la zona de los huertos que había entonces, y podría ser justo en esta parcela. Esta noticia ya salió en su día cuando se quiso construir aquí un crematorio y lo pararon los vecinos de Montecarmelo. Si fuese así, el Gobierno podría tomar cartas en el asunto sobre la obra del Ayuntamiento”.

Por si esto fuera poco, recientemente la Plataforma ha creado el Foro de Medioambiente Europeo en la que están trabajando en estos momentos para perfilar un manifiesto, misión y valores, haciendo un frente común de afectados por la instalación de cantones cerca de zonas residenciales.

Así se lo demostraron recientemente varios vecinos durante un acto, al propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, donde quisieron manifestarle personalmente, ante la atenta mirada del Delegado de Urbanismo y Medioambiente  Borja Carabante, su protesta.

Los partidos de la oposición opinan lo mismo. En el Pleno de noviembre, los tres partidos políticos, VOX, Mas Madrid y PSOE lo han llevado como propuestas, para instar al organismo competente para que, mediante un estudio técnico previo y  consensuado con los posibles vecinos afectados, “como ya se aprobó en pasados Plenos”, se reubique.

Desde luego la hoja de ruta de la Plataforma No al cantón de Montecarmelo la tienen bien marcada, aseguran que no tienen prisa en llegar a su objetivo y a juzgar por todo lo ocurrido en las últimas semanas todavía tienen varios ases escondidos debajo de la manga. Y es que como dice otro vecino “tenemos muy claro que se han equivocado en elegir la ubicación y no vamos a parar hasta que lo reconozcan”.