Inicio Las Tablas Los vecinos no tienen muy claro a qué velocidad tienen que circular

Los vecinos no tienen muy claro a qué velocidad tienen que circular

377
0

Para muchos vecinos de Montecarmelo el fin de año no ha sido tan alegre como esperaban. Y es que muchos de ellos se han encontrado en su buzón multas de tráfico por sobrepasar los límites de velocidad en calles donde ellos pensaban que el límite era 50. Una confusión que también protagonizaron sus vecinos del barrio de Las Tablas el pasado verano y que aún a día de hoy siguen “cayendo”.

El desconocimiento del reglamento y el radar móvil oculto, que parece más recaudatorio que informativo, ha hecho que en algunos casos algún vecino se haya tenido que enfrentar a más de una multa. En el caso de Las Tablas la vial de la que se quejan los vecinos que han recibido las multas es la calle Castillo de Candanchú, mientras que en Montecarmelo el radar móvil ha hecho su agosto en los meses de noviembre y diciembre, en la calle del Monasterio de Suso y Yuso.

Pero, ¿a qué velocidad hay que circula en ambas calles?

El pasado 10 de noviembre de 2020 se aprobó el nuevo Reglamento de Circulación, que entró en vigor el 11 de mayo de 2021. En él, se modificaba su artículo 50  que hace referencia a los “Límites de velocidad en vías urbanas y travesías” y en el que se establece que el límite en vías urbanas será de: 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera; 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación; y 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Las dos calles anteriormente mencionadas y de las que se quejan los vecinos de las multas que han recibido, aparentemente son de dos carriles por sentido, por eso muchos no entienden que se les haya multado por ir a 43 km/h, por poner sólo un ejemplo. Pero la respuesta es sencilla, y así lo contempla dicho artículo: “A estos efectos, los carriles reservados para la circulación de determinados usuarios o uso exclusivo de transporte público no serán contabilizados”. Es decir, que ambas calles, -una con un carril para bicis y otra con carril bus-, son de un solo carril por sentido a pesar de que los vecinos no habían caído en eso.

– “La verdad es que no tenía ni idea de esos cambios, y visto así ahora entiendo la multa”, nos comenta uno de los afectados. “Pero lo que no entiendo es por qué no ponen señales indicando prohibido circular a más de 30. Siempre es mejor informar que recaudar porque entre que te ponen una multa y te llega, te pueden llegar dos de golpe. Da la impresión que es más afán recaudatorio que otra cosa”.