Los nuevos carriles bus ya han llegado a los barrios de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo. Se trata de 45 kilómetros adicionales de estas vías reservadas en la capital, enmarcadas dentro del plan de movilidad diseñado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante, para fomentar el uso del transporte público e incrementar la capacidad planificada de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Aunque tienen carácter provisional, según los resultados que arroje su puesta en marcha, una parte significativa pasará a formar parte de la red de modo definitivo. Se calcula que su implantación permitirá incrementar en 32.000 las plazas disponibles, posibilitando mayor distanciamiento social.