Inicio Las Tablas La biblioteca en Las Tablas, el cuento de nunca acabar

La biblioteca en Las Tablas, el cuento de nunca acabar

109
0

Cuando todo indicaba que la futura biblioteca de Las Tablas comenzaba a ver la luz, los vecinos del barrio atienden atónitos a las explicaciones que los sitúan, otra vez, en el punto de cero de partida. Eso es lo que se desprende tras la celebración del último Pleno del distrito de Fuencarral-El Pardo, celebrado el pasado 14 de febrero, y en el que el concejal presidente, José Antonio Martínez Páramo, confirmaba que ya no se va a construir en la calle Burguete, sino que se cambia su ubicación y se procede a sacar de nuevo la licitación de las obras.

Martínez Páramo informó que no es viable construir la biblioteca en la ubicación prevista, debido a que “al inicio de las obras surgieron diversas problemáticas en la propia parcela, desde un punto de vista técnico, al observarse que había rellenos de antiguos vertidos ilegales, provocando que los estudios técnicos desaconsejaran su implantación. Desde su punto de vista técnico queda descartado que se pueda construir en la calle Burguete”.

Ahora, el siguiente paso a seguir, es volver a licitar tras haber estado buscando posibles emplazamientos y haber realizado los estudios pertinentes. Y la parcela en la que se construirá previsiblemente la futura  Biblioteca y Centro Cultural de Las Tablas, es la situada en la calle Palas de Rey 16.

– “Una parcela de mayor tamaño, con un mayor calado y que está metida en presupuestos. Ya ha habido una primera reunión técnica con la toma de datos para la elaboración del proyecto. Cuando se cambia de parcela hay que hacer un nuevo proyecto, eso es inevitable, porque lo que había en una no encaja en la otra”, comentó José Antonio Martínez Paramo.

Unas explicaciones que no le sirvieron de mucho a la portavoz del PSOE, Meritxel Monzón.

– “Detrás de la parcela de Burguete hay un proyecto, hay un concurso que se ganó y en el que medió el COAM, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, sin significación política alguna. Yo me pregunto qué motivos hay para que de pronto haya ese cambio de ubicación de espacio, en qué va a consistir de nuevo, han dicho que desde la redacción del proyecto y su posterior licitación hasta la actualidad las necesidades de Las Tablas han cambiado y han variado sustancialmente. ¿En base a qué? A nada. Han quitado credibilidad a uno de los colegios más grande de España de arquitectura y a los concursos públicos que licita el Ayuntamiento de Madrid”.

Como novedad, y así se desprende de las palabras del portavoz del Partido Popular durante el la celebración del pleno, el proyecto de la biblioteca y centro cultural en la nueva ubicación “tendría un programa más ambicioso, que podría estudiar destinar un espacio como centro juvenil con el objetivo de promover el desarrollo personal y social de las personas jóvenes”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas, Lorenzo Álvarez, se muestra tajante.

– “El Ayuntamiento eligió la empresa BECSA, que desde el primer momento ha intentado condicionar los plazos y precios al ayuntamiento, con una connivencia inaudita de los técnicos y el gerente de la Junta Municipal del Distrito. Más de un año ha tardado la Junta en quitarles la adjudicación y construcción del proyecto. Algo, como decimos inaudito y cuya responsabilidad recae sobre el propio gerente de la Junta, muy interesado en no desarrollar el proyecto en esta parte del barrio”.

La cronología de la construcción de esta biblioteca habla por sí sola. En 2008, Alberto Ruíz Gallardón, alcalde de Madrid en esa época, prometía por escrito su construcción y que abriría sus puertas en 2012. En 2017 Manuela Carmena rescató el tema y sacó a concurso los proyectos de obra, con ganadores incluidos, ubicándola en la calle Burguete. En noviembre de 2020, José Luis Martínez-Almeida, volvía a anunciar su construcción, anunciando que compartiría espacio con un centro cultural. En 2022 se colocaban los carteles de inicio de obra, que fueron quitados pasadas las elecciones de mayo de 2023.