El pasado día 18 de junio el presidente y vicepresidente de la Asociación Vecinal de Las Tablas, Lorenzo Álvarez y Manuel Sánchez, se reunieron con el Concejal Presidente del Distrito de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez, para abordar una solución inminente a la orden de desalojo de El Palomar de Las Tablas que se iba a llevar a cabo el pasado 23 de junio.

• “Cada parte hemos expuesto nuestra posiciones y en nuestro caso hemos justificando y argumentando que desde el año 2013 se vienen realizando todas las actividades con el conocimiento expreso de los distintos concejales que ha habido, así como por Gerencia y Secretaría de la Junta Municipal del distrito quienes, además, contestaron por carta que estamos autorizados a realizar todas aquellas actividades de interés público para los vecinos y vecinas del barrio. Todas las actividades se han presentando en las Memorias Anuales correspondientes que se han ido entregando a la Junta estos años, dejando clara nuestra transparencia”, nos comenta el presidente de la asociación.

• “Además, el nuevo concejal no reconoce la autorización de El Palomar como sede vecinal, algo sé que produjo en 2013 y en las sucesivas presentaciones en el Ayuntamiento de Madrid, para la consideración de Interés Público Municipal, como lo es la asociación vecinal con número 1928. Con lo cual no entendemos nada”, añade el vicepresidente. La intervención del propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, confirmando la actividad de la asociación vecinal, cuando por entonces estaba en la oposición, ha parado el desalojo inminente. Incluso Almeida invitó a la asociación, en una entrevista en Telemadrid, a “entablar conversaciones con el Ayuntamiento ya que creo que se puede llegar a un acuerdo bien sea en El Palomar o en otro local cedido por el Ayuntamiento”. Una posición de acercamiento que dista mucho de la intervención de Ramírez en la primera sesión plenaria en la que calificó al presidente de la asociación de actuar “con chulería” ante él en la reunión que mantuvieron en el mes de octubre. Algo que desmienten desde la propia asociación, que aseguran que las únicas conversaciones y reuniones que han mantenido con Javier Ramírez han teniendo lugar el 23 de enero y la arriba mencionada, 18 de junio. La Asociación Vecinal presentó al día siguiente de la reunión con el concejal, un recurso contra el mencionado desalojo así como una autorización especial a la Junta Municipal para seguir actuando como Despensa Alimentaria en la sede del Palomar ante esta crisis de la COVID-19.

• “También hemos realizado una solicitud argumentada de autorización como sede de la asociación vecinal, así como abrir un periodo de acuerdo para la renovación del acuerdo demanial de El Palomar o de una solución para la sede de la asociación vecinal que permita la actividad de la misma, tal y como se ha comprometido públicamente el propio alcalde de Madrid”, concluye Lorenzo Álvarez. Por otro lado, numerosos vecinos han querido mostrar su apoyo a los miembros de la asociación vecinal, manifestándose en El Palomar.