Quien le iba a decir al presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas, que 15 años después iba a seguir reclamando los mismos equipamientos que una incipiente asociación comenzó a reclamar en 2006. Mucho ha llovido desde entonces manteniendo el mismo objetivo: trabajar por y para el barrio. Analizamos con Lorenzo Álvarez, cómo ha vivido estos 15 años la asociación, cómo lo ha vivido él como vecinos y cómo ha cambiado el barrio desde entonces.

– ¿Qué valoración hace como presidente de la Asociación Vecinal de Las Tablas?

– “Han sido 15 años muy intensos. Recuerdo que en mi primera entrevista en Zitus comenté que Las Tablas sería un barrio de Madrid cuando los arboles crecieran y los espacios públicos estuvieran en marcha. Quince años después tenemos grandes árboles, pero los equipamientos no han llegado. Por distintos motivos la administración, en este caso Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, no han hecho sus deberes. No hay Centro de Salud, ahora lleva dos años construyéndose, ni polideportivo, biblioteca, centro cultural o comisaría de Policía Municipal y nos quieren hacer un ParkinGyn muy deficiente. Todo lo que en 2008 se firmó con el alcalde de entonces, Alberto Ruiz Gallardón, se convirtió en papel mojado. En la asociación hemos aprendido a ser perseverantes y seguir luchando por estos espacios que nuestro barrio merece y que pagamos con nuestros impuestos”.

– ¿Y cómo ha vivido el vecino Lorenzo estos 15 años?

– “El vecino Lorenzo está encantado con este barrio, dejando al margen todo lo anterior. Tenemos un barrio muy agradable, con mucha vida y con familias que llegan con un proyecto de vida, ganas de disfrutar, de trabajar y de vivir lo mejor posible. Si es cierto que hay muy poco compromiso de los vecinos con los problemas comunes y domésticos, la lucha vecinal por los derechos ciudadanos. Nuestro especial urbanismo reduce mucho la comunicación de barrio, siempre hemos pretendido ser barrio, tener espacios comunes donde los vecinos se puedan conocer e interactuar fuera de sus urbanizaciones. El proyecto de Plaza de Las Tablas, aprobado en los presupuestos participativos de 2018, y que esperamos se ejecute en este 2021, es un proyecto que pretende eso precisamente”.

Lorenzo Álvarez, Presidente de la AV Las Tablas, en 2006

PRIMERAS REIVINDICACIONES

– ¿Cómo fueron los inicios y cómo acogió la gente a la asociación?

– “Los inicios fueron difíciles, un barrio con 5000 vecinos en 2005, muchas urbanizaciones en construcción, sin local. Recuerdo que pasamos una noche pegando carteles con información de la asociación y a la mañana siguiente los había quitado todos. Producimos cierta incomodidad, sobre todo a quien no está acostumbrado a la crítica o la reivindicación y la participación ciudadana. Hay políticos con poca formación democrática. La acogida fue muy positiva, la primera reunión fue en uno de los bares del barrio y se llenó de vecinos, con muchas exigencias, con muchas ideas. Hoy somos más de 1500 familias asociadas”. 

– 15 años dan para mucho. ¿Cuáles han sido algunas de las reivindicaciones que habéis llevado a cabo y que se hayan conseguido?

– “En 2007, y durante más de seis meses, nos concentrábamos cada domingo para reivindicar los equipamientos mencionado. El resultado de esas protestas fue un gran acuerdo en 2008 donde se firmó con Ruíz Gallardón la ejecución de un plan especial para Las Tablas y Montecarmelo de equipamientos públicos: Centro de Salud, biblioteca, mercado municipal, escuela de música, Escuela Infantil, Centro cultural, Comisariado de policía municipal, etc. etc. Quedó en papel mojado e incumplido por el Ayuntamiento de Madrid. La pasada legislatura, y por nuestra perseverancia, se abordaron algunas actuaciones: escuela infantil municipal; arreglo del túnel Sur de las Tablas; plan de mejora de las aceras y espacios seguros en el entorno de los colegios; semáforos etc. También conseguimos la creación de un espacio para los jóvenes, que hoy en día el ayuntamiento mantiene cerrado, instalar el ascensor en el único edifico público de Las Tablas, el Palomar; la instalación de césped artificial, pista de patinaje de la única instalación publica deportiva de las Tablas. Sin olvidarnos de la Oficina de Correos, con la Delegación del Gobierno. Todas son actuaciones en las que la asociación ha tenido un papel determinante, de proposición, de ejecución y evaluación”.

Av Las Tablas recogiendo alimentos

– ¿Cuál sería ahora mismo el problema o la necesidad más urgente para el barrio?

– “Después de lo vivido en 2020, sin duda el Centro de Salud. También el segundo Instituto, ya que nuestros chavales van creciendo y el IES  Malala Youfsazai estará lleno en dos años”.

ACTIVIDADES

– ¿Cómo es la relación con las asociaciones de Sanchinarro y Montecarmelo al compartir reivindicaciones conjuntas?

– “Dedicamos mucho tiempo a la coordinación entre barrios, pertenecemos a la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Fuencarral el Pardo. Durante esta pandemia, hemos estado trabajando de forma coordinada y conjunta con la Despensa Solidaria de Las Tablas, a pesar de que el concejal actual nos la quiso cerrar en el 2020. Una gran labor de un grupo de voluntarios vecinos que con su ayuda y esfuerzo solidario hemos conseguido atender con alimentos a más de 200 familias. El barrio se volcó recogiendo más de 15000 euros en alimentos en un solo día, que han servido para incluso llegar a familias de Tetuán, Entrevías y despensas de los barrios de Fuencarral”. 

Feria Las Tablas 2018

– Han sido muchas las actividades, con muy buen acogida, de ocio, lúdicas, deportivas, culturales y de entretenimiento que habéis llevado a cabo como asociación. ¿Con cuál te quedarías?

– “Sin duda, con las fiestas del Barrio. Un gran esfuerzo de organización de la asociación vecinal, muchos días de trabajo y de debates. Unas fiestas populares, hechas por los vecinos, para los vecinos, sin más objetivo que el de pasar unos buenos momentos. ¡Es que hemos tenido conciertos de los Celtas Cortos, de La Unión, Homenaje a Queen! También me quedaría con la Cabalgata de Reyes, sin duda la participación de un barrio como el nuestro fue brutal, ejemplo de colaboración y trabajo de la asociación vecinal con las AMPAS de los colegios públicos y concertados de Las Tablas”. 

– ¿No se han retomado por la pandemia?

– “La pandemia ha sido un gran escollo, pero la Junta Municipal del Distrito, encabezada por Javier Ramírez Caro, ha puesto todas las trabas para que no se celebren. Ya nos negaron en 2019 la celebración de la Feria de Navidad, que durante los últimos años fue un éxito de participación de las familias, argumentando algo que no era verdad. La Cabalgata de Reyes, se ha reducido un 30 % evitando que llegue a muchas zonas del barrio. Esta Junta Municipal, no quiere ninguna colaboración con las entidades vecinales, de hecho, nos desahuciaron de la sede del Palomar argumentando mentiras. Desde enero de 2021, nos hemos visto obligados a alquilar un local vecinal, con mucho esfuerzo y colaboración de los vecinos, a los que agradezco personalmente su compromiso”.

COMPROMISO

– ¿Cómo le gustaría ver el barrio dentro de unos años?

– “Me gustaría ver un barrio más comprometidos con nuestro entorno, con nuestra movilidad, con nuestros medios de transportes, con nuestro medio ambiente. Un barrio con todos los servicios públicos. Un barrio más limpio y cuidado. Un barrio que cuide a sus mayores, con su espacio propio y no en unos infames barracones. Y un barrio, entre otras cosas, donde los jóvenes puedan disfrutar de un ocio saludable. También me gustaría que las empresas tan importantes que nos rodean no miren a otro lado y tengan un compromiso real de Responsabilidad Social Corporativa”.

– ¿Con la asociación siguiendo “haciendo barrio”?

– “Sí, seguiremos muchos más años exigiendo los espacios públicos, mejorando la convivencia y luchando porque la administración pública, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, no continúen ninguneando a las asociaciones vecinales. Hacemos un trabajo imprescindible en los barrios, mal que les pese. Los próximos últimos domingos de cada mes, hasta diciembre estaremos con una carpa informativa junto al Metro. Empezamos el 26 de septiembre y pretendemos que los vecinos nos pregunten, se informen y colaboren. ¡Os esperamos el 31 de octubre, 28 de noviembre y 19 de diciembre!”.