El Concejal Presidente del Distrito de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez, vulneró el “derecho fundamental del Grupo Socialista a la participación política. Así lo ha afirmado el juez del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 18 de Madrid, quien manifestó que Ramírez vetó de forma injustificada una de las propuestas que el PSOE llevó al pleno de la Junta de Distrito de Fuencarral, concretamente el pasado 10 de febrero, vulnerando de esta manera uno de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española, al decretar que no podía ser debatida por “superar el ámbito competencial del distrito”.

Zitus Madrid se ha puesto en contacto con el Grupo Municipal del PSOE en Fuencarral-El Pardo para conocer de primera mano todos los detalles así como saber cuál es la valoración de los socialistas de la mencionada sentencia.

– “Lo que esta sentencia pone de manifiesto”, nos comenta Meritxell Tizón, portavoz del PSOE, “es que la actitud del concejal presidente del Distrito, Javier Ramírez, impidiendo de forma constante el debate sobre temas tan importantes como la violencia homófoba, no solo es cuestionable desde un punto de vista político, sino que vulnera un derecho fundamental recogido en nuestra Constitución”.

– ¿Coméntenos de qué trataba la proposición a la que se refiere la sentencia?

– “La proposición fue presentada el pasado 4 de febrero y debería haber sido debatida en el pleno de ese mismo mes. Tenía como objetivo prevenir las agresiones al colectivo LGTBI pero Javier Ramírez decidió vetarla, y lo hizo basándose en una interpretación restrictiva de los informes emitidos por la Dirección General de Coordinación Territorial y Desconcentración y con el argumento de que superaba el ámbito competencial del distrito”.

– ¿Es la primera vez que se rechaza al grupo socialista una iniciativa de este tipo?

– “No, no es la única iniciativa que nos ha inadmitido desde que comenzó esta Legislatura. Con el mismo argumento, el de que son cuestiones que superan “el ámbito competencial del Distrito”, Ramírez no pierde la oportunidad de silenciar -con ese despotismo que en tantas ocasiones y lamentablemente, le caracteriza- a los grupos de la oposición siempre y cuando presentemos propuestas relacionadas con feminismo, derechos sociales o bienestar ciudadano. Con una arbitrariedad impropia de su cargo y que atenta contra la convivencia democrática, ha impedido que se conmemorarán en este Distrito fechas tan importantes como el Día de la Mujer o el Día del Orgullo LGTBI, por poner algunos ejemplos. Pero no nos va a silenciar y vamos a seguir hablando de feminismo, homofobia, participación ciudadana, violencia de género o cualquier otro tema que consideremos importante siempre que sea necesario. Con la llegada de Javier Ramírez comenzó una situación que no solo pone en peligro el funcionamiento de estos plenos sino la propia democracia en nuestro Distrito: llegaron los recortes en los tiempos de intervención de los grupos políticos, la falta de retrasmisión de los plenos en directo para que lo pudieran visualizar los vecinos y vecinas del Distrito; el rechazo, sin justificar, de todas aquellas iniciativas que no le interesaba debatir, la merma en la participación ciudadana y las salidas de tono, con retiradas de palabra injustificadas e, incluso, descalificaciones, hacia los grupos de la oposición por el mero hecho de hacer su trabajo”, concluye Tizón.

Para el juez, la propuesta del PSOE de crear un protocolo contra la violencia homófoga sí que se circunscribía al distrito, estimando parcialmente el recurso de los socialistas en la mencionada sentencia.