Si hay un negocio veterano en Las Tablas ese es Goodnight Decoración y Reformas. Manoli abrió por primeras vez las puertas de la tienda en 2005, hace quince y el pasado 14 de marzo tuvo que cerrarlas ante el Estado de Alarma.

¿Qué sentiste?
“De un día a otro y sin previo aviso prácticamente te ves cerrando el negocio por el que llevas tantos años luchando. Ha sido y está siendo muy duro porque las pérdidas económicas superan los 5.000€. A todo esto te ves en tu casa, con un desgaste psicológico importante porque no haces más que pensar en cómo íbamos a volver a abrir y qué nos deparará el futuro”

¿Qué medidas has tomado al abrir de nuevo la tienda y cómo está siendo esa vuelta de clientes?
“Las impuestas por sanidad, con el coste económico que conlleva porque los gastos de compra de material de protección los tiene que asumir cada negocio. Por ejemplo, comprar pegatinas para el distanciamiento de seguridad y poner en el suelo a 2 metros de distancia geles, mascarillas, guantes, etc. La gente sale con cuenta gotas y en las tiendas se percibe que entran con mucha inseguridad y con recelo. Creo que nos esperan unos meses muy complicados. ¡A ver cómo salimos de esta!”.