Fundación Naturgy ha fallado la segunda edición de su Premio a la Mejor Iniciativa Social en el ámbito energético, con el que busca reconocer y dar visibilidad a las personas, entidades e instituciones que destacan por su contribución en el ámbito social gracias a sus proyectos vinculados a la energía.

El jurado ha reconocido este año al proyecto madrileño “Generando Futuro” de la Asociación Norte Joven y a la iniciativa ‘Enchufados al empleo’ de Fundación Exit por su impulso a la formación de jóvenes en el ámbito de la energía, con el fin de evitar el abandono temprano de sus estudios y favorecer su inserción laboral.

En total, cerca de 60 candidaturas procedentes de todas las Comunidades Autónomas presentaron su iniciativa para optar a este reconocimiento, que otorga 60.000 € a la entidad ganadora y 30.000€ a la organización que recibe el accésit, para impulsar sus proyectos.

Norte Joven es una ONG situada en el Distrito de Fuencarral que trabaja desde 1985 para favorecer la integración social y laboral de personas en situación de desventaja social, a través de programas de formación profesional y académica, desarrollo personal e inserción laboral. Su proyecto premiado con el accésit, ‘Generando futuro’, incluye un itinerario formativo en el que se integran acciones de sensibilización e intervenciones en hogares vulnerables y en organizaciones sociales, para conseguir su mejora energética.

Hasta ahora, se han formado 241 jóvenes y se han realizado actuaciones de eficiencia energética en 62 viviendas, con la contratación de 12 autónomos en situación precaria, que han supervisado el trabajo de los participantes en el programa. La iniciativa premiada ha logrado disminuir del abandono escolar y ha permitido a los jóvenes obtener una titulación, así como su inserción laboral en un sector con potencial de futuro como el energético.

Fundación Naturgy desarrolla los programas sociales de Naturgy, en el marco de su apuesta para paliar la vulnerabilidad energética.

Entre las principales iniciativas que lleva a cabo la fundación para luchar contra la pobreza energética, se encuentra el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, para mejorar la eficiencia de las viviendas vulnerables; la Escuela de Energía, para mejorar hábitos energéticos y la gestión de la factura; y el Voluntariado energético, para asesorar a las familias vulnerables en materia de energía. Hasta ahora, más de 110.000 personas se han beneficiado de estas iniciativas.