Desde que crearon la Asociación por un Mundo más Justo y Solidario “Estrella ONG” estos vecinos de Las Tablas no han parado. Almudena y Carlos, de 21 años, y Jaime de 20, tenían claro que querían dar un paso más ayudando a los demás, tras llevar años colaborando como voluntarios en distintas asociaciones y organizaciones sociales. Estudiantes de Enfermería, ella, y Derecho, ellos, se encuentran inmersos en la segunda edición de la campaña “Ningún niño con la mochila vacía”.

– “Estrella ONG nace el 1 de marzo de 2020 con la ilusión de hacer un mundo más justo y solidario y el objetivo de fomentar el derecho a la educación, a la asistencia médica y los servicios sociales necesarios de las personas sin distinción alguna, y promover y garantizar el acceso a la justicia y la imparcialidad y no discriminación de la Administración. Siempre prestando especial atención a los colectivos que por desgracia se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad social”.

– ¿En qué consiste vuestra la campaña “Ningún niño con la mochila vacía”?

– “En repartir material escolar tanto en España como en la República Democrática del Congo. El año pasado fueron más de 750 mochilas y este queremos superar las 2.500. Está dirigido a cubrir las necesidades de material escolar de alumnos de entre 3 y 16 años que por desgracia están sufriendo las consecuencias socioeconómicas de la pandemia. Las familias reciben las mochilas con todo lo necesario para afrontar el nuevo curso escolar en igualdad de condiciones que sus compañeros”.

– Hay 3 tipos de mochilas, ¿cómo funciona estas opciones?

– “En esta edición hemos puesto en marcha el “regalo solidario” para que familias, colegios, empresas y cualquier persona pueda colaborar. Hay 3 tipos de mochilas para “comprar” / regalar: de 10, 15 y 25 euros, para niños de 3 a 6, de 6 a 12 y de 12 a 16 años respectivamente. Los precios se fijan de acuerdo con el valor del material que va dentro de cada mochila”.

– ¿Pero la gente os tiene que llevar las mochilas?

– “No o sí, me explico. Se puede hacer el donativo del “regalo solidario” por el importe de una de las tres mochilas, pero también puedes comprar tu propia mochila y llenarla con el material que describimos en nuestra web. Al colaborar con varias asociaciones de taxistas, nosotros las recogeríamos”.

– “También se puede donar material escolar, -cuadernos, mochilas, estuches, calculadoras, etc-, libros de lectura, -todas las edades e idiomas-, porque incluimos al menos uno-, libros de texto, incluso ordenadores. Nuevo o de segunda mano en buen estado”.

– “Una tercera forma de colaborar es haciendo una aportación económica, dando a conocer nuestro proyecto o incluso haciéndose voluntario para preparar las mochilas en verano y repartirlas en septiembre”.

– ¿Se pueden implicar los colegios en la campaña?

– “Por supuesto y sería importantísima su labor. Por ejemplo, pueden difundir entre sus familias que recogemos libros de texto que a veces no saben qué hacer con ellos y para nosotros son de gran utilidad; o donar el material escolar excedente; o promover el proyecto entre el personal docente y las familias del centro organizando recogidas de material. Algunos colegios han propuesto como regalo solidario en Comuniones o cumpleaños de clase nuestras “mochilas” y otros están pensando cómo hacerlo en las fiestas de fin de curso”.

– ¿Tenéis más campañas a lo largo del año?

– “Desde que empezamos no hemos parado de repartir mascarillas y material sanitario a las personas que más lo necesitaban y que por su situación económica no podían hacer frente a su elevado coste. Hemos enviado este material al Congo, a la Cañada Real y otros barrios de Madrid, también repartimos entre los más necesitados el material excedente del Hospital de Campaña del IFEMA y en diciembre recaudamos más de 11 mil kilos de alimentos y productos de higiene y limpieza. A partir de septiembre empezaremos varios proyectos en la RD Congo. De momento vendemos delantales, bolsas de tela, collares, pulseras y pendientes de malaquita o ropa de niñas que hacen en un orfanato de la ciudad de Kinshasa para financiar el proyecto que están desarrollando allí. Para el próximo curso nos encantaría poder poner un puesto en los colegios de Las Tablas para recaudar fondos”.

– ¿Sois conscientes de lo mucho que habéis conseguido en tan poco tiempo?

– “Somos conscientes de que por desgracia todo lo que hagamos es poco, pero estamos muy contentos de aportar nuestro granito de arena para mejorar la vida de los demás. Sólo a través de la solidaridad y el apoyo mutuo podremos entre todos construir una sociedad más justa, en la que primen por encima de los intereses económicos de unos pocos el bien de la mayoría”.

– ¿Con qué ojos veis septiembre, mes de la entrega de mochilas?

– “Desde abril estamos recogiendo donaciones de empresas colaboradoras que aportan material para completar las mochilas. Son muchos los meses de preparación del proyecto, contactando con empresas para poder empezar a preparar las mochilas en junio y repartirlas en septiembre. Necesitamos la ayuda de todos para seguir recogiendo material y alcanzar el objetivo de las 2.500 mochilas. Por eso la ayuda de las familias y colegios de la zona es fundamental”.

Más información: www.estrellaong.es