La Viceconsejera de Organización Educativa de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, Nadia Álvarez, informó el pasado 17 de marzo a las familias del IES Blanca Fernández Ochoa de Montecarmelo, que la licitación de ejecución de obra del edificio no se publicará hasta el próximo mes de mayo. Un retraso que propiciará que la construcción del instituto se extienda hasta mediados de 2023.

La citada licitación estaba prevista para enero de 2021, con lo que los plazos que dieron inicialmente desde la viceconsejería, -el IES estaría finalizado en mayo de 2022-, no se van a cumplir ya a criterio de las familias. Hay que recordar que la parcela que deberá albergar el nuevo instituto fue cedida por el anterior Ayuntamiento a principios de 2019, y acondicionada un año después para salvar los problemas de terreno con los que contaba.

–  “Un auténtico despropósito y un enorme jarro de agua fría para unas familias que confiábamos en que el centro estaría terminado, como así nos dijeron, antes de empezar el curso 2022-2023”, nos comenta Fernando Mardones, portavoz de la Plataforma de Montecarmelo. “Que desde 2019 se tarden cuatro años en tener una infraestructura supone un enorme varapalo y visibiliza de nuevo la pésima gestión en la planificación de infraestructuras del gobierno regional, no solo en nuestro barrio, sino en decenas de zonas más en toda la región”.

La Viceconsejera señaló igualmente a las familias que, en caso de empezar en septiembre de 2022 con el edificio en obras, se habilitarán los espacios necesarios que ya estén construidos en ese momento (aulas, pistas deportivas exteriores y gimnasio).

– “Una información que confirma que empezaremos en septiembre de 2022 en obras y que éstas nos afectarán al normal desarrollo de las clases hasta casi finalizar el curso, algo que, por supuesto, no esperábamos ni en la peor de nuestras previsiones”.