La noticia cogió por sorpresa a los vecinos, quienes desde que empezó la pandemia habían estado situados como uno de los barrios con menos incidencia en casos positivos de Covid. El aumento de contagios durante el mes de diciembre propició que la Comunidad de Madrid anunciara el pasado 19 de diciembre, el cierre perimetral del barrio desde el 21 de diciembre hasta el 4 de enero.

Dos semanas que fueron ampliadas por el gobierno regional a siete días más el pasado 2 de enero, es decir, hasta el 11 de enero, y a la que se sumó el área sanitaria de Virgen del Cortijo, a la que pertenecen las pocas calles de Sanchinarro que no habían sido confinadas en primera instancia. Hay que resaltar que pese al cierre perimetral del barrio, -lo que significa que salvo los casos de excepción no se puede salir o entrar del mismo-, el centro comercial El Corte Inglés, quedó fuera del confinamiento, si bien es cierto que la afluencia de público fue muy inferior respecto a años anteriores por estas mismas fechas.

TEST ANTÍGENOS

El colegio público Cortes de Cádiz fue el escogido por el Área de Salud de la Comunidad, para la realización masiva de test antígenos a la población de Sanchinarro. El gimnasio del centro escolar fue adecuado para la realización de las pruebas y la respuesta de los vecinos fue masiva, llegando incluso alguno de los días las colas a dar la vuelta a la manzana. Algo que en algunos de los casos propició cierto enfado entre los vecinos citados.

“Me citan a la una del mediodía, hemos venido unos veinte minutos antes y ya la cola era tremenda. Ahora después de estar esperando hasta la una y media nos dicen que no puede pasar más gente, que a las 14 horas cierran hasta la tarde y que volvamos entonces. ¿Para qué me citan entonces a esta hora?”, nos comentaba una vecina enfadada.

Contratiempos aparte, desde el 22 de diciembre y a priori hasta el 2 de enero, -a expensas de que si con la ampliación del cierre perimetral se realicen más test en los días posteriores- el gimnasio del Cortes de Cádiz, que diariamente era desinfectado por el ejército por la noche, ha sido un ir y venir de vecinos.

Hablamos con uno de los sanitarios responsables de la realización de las pruebas.

¿Cómo ha sido la respuesta de los vecinos de Sanchinarro?
“La respuesta al llamamiento para hacerse las pruebas de test antígeno de los vecinos de Sanchinarro ha sido masiva, incluso hasta han venido gente sin cita, familias al completo. Se ha notado que la gente, por las fechas que son por un lado y el repunte de casos, quieren estar tranquilas”, nos comenta uno de los sanitarios encargados.

En otras zonas se comentaba que la gente no había respondido a los llamamientos, como comenta que sí ha hecho Sanchinarro.
“Nosotros en todas las que hemos estado”, contesta mirando a otra de las sanitarias encargadas, “la respuesta de la gente ha sido muy buena. Tanto Ciudad Lineal, Esperanza y ahora Sanchinarro hemos tenido no una muy buena respuesta de los vecinos, sino una respuesta masiva. Para que se haga una idea diariamente en Sanchinarro habremos tenido una media al alza, de unos 1000 test diarios”.

MENOS GENTE

En lo que respecta a la vida del barrio, la actividad se ha visto mermada en cierta medida, la afluencia a los parques ha disminuido estos días, que coinciden con vacaciones escolares, y en las terrazas de los restaurantes se notaba menos presencia de clientes.

“Pese a que no hemos dejado de tener clientela, si es cierto que se ha notado que ha bajado bastante respecto a semanas anteriores”, nos comentaba un camarero.

“Yo lo que no entiendo”, nos decía un vecino, “es dónde está la policía para controlar el cierre del barrio. En una semana no he visto nadie controlando el área, vamos que se podía salir y entrar sin ningún problema. También te digo que eso ya va en la responsabilidad de cada uno. Si nos dicen que no podemos salir y que limitemos los contactos y luego hacemos lo que nos da la gana, pues así nos va, otra semana más que nos tienen así”.

Al cierre de esta revista, y con datos de fecha del 29 de diciembre, la tasa de incidencia acumulada de los últimos 14 días, -casos confirmados por 100.000 habitantes- en Sanchinarro era de 581,55, con 170 casos positivos. En la zona sanitaria de Virgen del Cortijo, la cifra de la tasa de incidencia marcaba los 497,94 casos, mientras que los positivos de los últimos 14 días eran de 70 personas. En lo que respecta a Las Tablas la tasa era de 420,27 casos y 137 positivos, y 352,73 y 65 en el barrio de Montecarmelo.