Montecarmelo podría contar con un nuevo espacio polivalente que albergue distintos espacios municipales de diferente uso. O por lo menos eso es lo que se desprende de la petición que el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid ha hecho a la asociación vecinal Barrio de Montecarmelo a la que ha solicitado un estudio de usos prioritarios en caso de adecuar los bajos del edificio de viviendas de la EMV especial para jóvenes, situado en la avenida de Monasterio de Silos, frente al Metro Montecarmelo. Hay que recordar que los vecinos del barrio han denunciado en varias ocasiones los botellones que se llevan a cabo en dicho espacio.

– “Nuestra voluntad, y así se lo hemos trasladado a Mariano Fuentes como delegado del Área de Desarrollo Urbano en el estudio que les hemos entregado, es hacer un espacio ciudadano de participación y de información municipal. Montecarmelo no deja de ser un barrio que está aislado y retirado del centro del distrito de Fuencarral-El Pardo al que pertenece y por eso les hemos hecho saber que se podría dividir en diferentes zonas que cubran esas carencias. Por un lado una zona administrativa de atención al público, una zona de información y atención de Policía Municipal, un espacio de usos múltiples que sobre todo se podría enfocar a actividades culturales, apostamos también por una sala juvenil permanente de lectura, al no contar con una biblioteca en el barrio. Hemos propuesto una sala para mayores donde también se pueda acoger a las asociaciones culturales y vecinales del barrio y adecuar el espacio de los soportales que se podría habilitar como espacio de usos múltiples”, nos comenta Fernando Mardones presidente de la AV. Barrio de Montecarmelo.

– ¿Muchos de esos espacios ya existen en otros barrio y son muy demandados?

– “Efectivamente. Por ejemplo en el Pardo ya existe un espacio auxiliar de atención a la ciudadanía, para no tener que desplazarse hasta la Junta, que incluye un Línea Madrid y registro”.

– ¿Dais cabida a los jóvenes un colectivo olvidado en el barrio?

– “Así es. Es de gran ayuda tener un espacio de juventud, con ámbitos de información juvenil, un servicio de prevención de adicciones del Ayuntamiento de Madrid, de información sexual, etc. A nivel de ocio son muchas las posibilidades que ofrece tener una sala polivalente, desde intercambios culturales con otros países a locales de ensayo, actividades culturales, servicio de psicología…”

– ¿Comentabas que los mayores también tendrían cabida en ese espacio?

– “Sí. Desde programas de información o de envejecimiento a punto de encuentro o salas de lectura de prensa, que es uno de los recursos que utilizan mucho la gene mayor, y organización de salidas culturales”.

En dicho locales, con una superficie aproximada de 2.000 metros cuadrados en dos alturas, la Asociación Vecinal Barrio de Montecarmelo también ha incluido en su proyecto la creación de un Aula de Ecología, un Aula de Interpretación del Entorno y EcoMuseo. No hay que olvidar que el barrio está situado entre el Monte del Pardo y la Cuenca Alta del Manzanares.

– “Y por supuesto un espacio para las asociaciones culturales, vecinales o de teatro que podrían tener cabida en este futuro nuevo espacio si se lleva a cabo, que esperemos que sí”.