A los vecinos de Las Tablas y Montecarmelo ya les “entra la risa” cuando desde el Ayuntamiento de Madrid anuncian la construcción de una biblioteca en sus respectivos barrios. Algo comprensible teniendo en cuenta que los “viejos” del lugar, aquellos que llegaron en 2005, han escuchado lo mismo en más de una ocasión.

Ocurrió cuando el consistorio lo presidía Alberto Ruíz Gallardón, que lo anunció a bombo y platillo en 2008, debiendo haberse terminado las obras en 2012; ocurrió también con la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, en 2017, -aunque un año después sacó a concurso los proyectos de las obras de su construcción, con ganadores incluidos-, y ahora es Andrea Levy, delegada de Cultura, Turismo y Deporte, quien les asegura que tendrán biblioteca en 2023.

• “No es que desconfiemos, es que ya nos entra la risa. Además, no han tenido en cuenta ni el proyecto que ganó en Las Tablas, ni el de Montecarmelo. Unos proyectos en los que se habían tenido en cuenta las ideas y demandas de los vecinos. Vamos que dinero tirado”, nos comenta Blanca, vecina de Montecarmelo.

• “En Las Tablas han cambiado hasta la ubicación”, nos dice otro vecino, “ahora se situará en la parcela de la calle Furelos, y ya no será solo biblioteca sino centro cultural y biblioteca. Al final entre propuestas incumplidas, cambios de gobiernos y cambios de criterio los únicos perjudicados somos los vecinos” Levy aseguró que dando cumplimiento al programa de Gobierno, y tras agilizar el proceso de tramitación en colaboración con el Área de Obras y Equipamientos, en los presupuestos de 2021 se ha incluido un importe cercano al millón de euros para la redacción del proyecto y para abonar las primeras anualidades de las obras de cada una de las bibliotecas.

• “El compromiso con la cultura y con el acceso de los madrileños a ella es inequívoco y es la línea que va a seguir el Área de Cultura, Turismo y Deporte durante todo el mandato”.

• “Veremos”, nos dice Blanca.