Menos de dos años después de que fuera nombrada directora del CEIP Blas de Lezo de Las Tablas, Ana Van Oosterzee ha presentado su renuncia al cargo de dirección del centro educativo. Y lo hizo formalmente el pasado 25 de febrero, en una convocatoria extraordinaria del Consejo Escolar, en la que alegó temas personales.

La llegada de Van Oosterzee a Las Tablas, elegida directamente por la Consejería de Educación tras el suspenso obtenido por el anterior director, Javier Montellano, ha estado siempre envuelta en polémica. Desde el minuto cero contó con el rechazo de buena parte de la comunidad educativa del centro, quienes a día de  hoy siguen reclamando la vuelta de Arellano, artífice del proyecto educativo del colegio.

Fue entonces cuando nació “La Tribu del Blas”, formada por representantes de familias del centro, que iniciaron diversas movilizaciones de protesta, reclamaciones ante la administración, recursos de alzada y procesos contenciosos administrativos contra el nombramiento de Van Oosterzee y campañas continuas en redes sociales. Precisamente por algunas de esas protestas, la ya saliente directora del Blas de Lezo denunció ante la policía coacciones y acoso por parte de algunos del los padres hacia su persona, quienes tuvieron que declarar ante policía.

Al día siguiente de conocerse la noticia de la dimisión de Ana Van Oosterzee, varias familias se concentraron ante las puertas del centro escolar para reclamar a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid que esta vez sí escucharan la opinión de las familias, algo que, a su juicio, no han hecho en todo este tiempo.

– “Llevamos más de un año pidiendo que vuelva Javier el anterior director, y quien dice Javier dice Esther o Rocío, que eran la Jefa de estudios y la secretaria del anterior equipo, algo que sabemos que no va a ocurrir. Pero al menos, ya que la directora que nos impusieron dimite, podrían haber hablado con la comunidad educativa para negociar quien es ese nuevo director. Por eso hemos decidido salir a la calle esta mañana, para protestar de nuevo y reclamar que se nos escuche, aún sabiendo que ya está todo el pescado vendido. Y así ha ocurrido por la tarde, han hecho que nos escuchaban y nos tenían en cuenta durante el Consejo escolar extraordinario en esta decisión, para acto seguido darnos el nombre de la nueva directora”, nos comenta una madre del centro.

Elena Vargas será la nueva directora del CEIP Blas de Lezo, quien tomó su cargo el pasado 1 de marzo. Su primero día no estuvo exento de polémica, al encontrarse las familias a la hora de llevar a sus hijos al colegio con un fuerte dispositivo policial para evitar conflictos, “ni que fuéramos delincuentes”, nos comentaba indignada otra madre.

Vargas, que no tuvo reparos en salir a hablar con los padres ahí congregados y presentarse, les pidió que le “dieran una oportunidad”.