Inicio Las Tablas Cuatro años después, volvió la Cabalgata al barrio

Cuatro años después, volvió la Cabalgata al barrio

670
0
charset=Ascii

Los niños de Las Tablas abarrotaron las calles del barrio para dar la bienvenida a Sus Majestades los Reyes Magos. Un recibimiento masivo que no era para menos ya que han tenido que esperar cuatro años para que la Cabalgata de Reyes volviera a celebrarse en sus calles. Fue en enero de 2020 cuando se suspendió por primera vez, tras varios años organizándose con éxito por la Asociación Vecinal, por una decisión del anterior concejal del distrito de Fuencarral-El Pardo, Javier Ramírez, que nunca nadie entendió. Posteriormente la pandemia y unos argumentos sin sentido hicieron que se perdiera una de las tradiciones que hacían barrio.

Por eso, cuando el actual concejal del distrito, José Antonio Martínez Páramo, anunció que este año sí les iban a visitar los Reyes Magos, los más pequeños del barrio, y no tan pequeños, se llenaron de alegría. Un júbilo que también han sentido en Montecarmelo en particular, -cuya cabalgata no hemos podido cubrir por cierre, al igual que la de Hortaleza-, y en el distrito de Fuencarral- El Pardo en general, donde tras años de ausencia también se ha recuperado su Cabalgata.

Organizada por la Junta Municipal, el evento ha contado con la inestimable colaboración de la Asociación Vecinal de Las Tablas y las AMPAs de los colegios Gabriela Mistral, Leopoldo Calvo Sotelo y Blas de Lezo, así como del Grupo de Scout Orión Madrid de Las Tablas.

– “Es muy importante que vuelvan este tipo de eventos, ya no sólo por los niños, sino porque su preparación previa hace que se vayan tejiendo lazos entre colectivos sociales”, nos comentaban desde la asociación vecinal.

Fue el 3 de enero, algo madrugadores, cuando Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados de sus pajes, llegaron a Las Tablas. No iban a estar solos. Un séquito de pequeños pajes de los colegios del barrio les iba a acompañar durante todo el recorrido. La alegría se podría ver en los rostros de los más pequeños, muchos de ellos apostados una hora antes en las aceras para poderles ver de cerca.

– “La verdad es que se echaba de menos este ambiente”, nos comentaba una vecina. “Da gusto ver  las calles llenas de gente cantando y aplaudiendo a los Reyes Magos, pero sobre todo ver a los niños cogiendo caramelos. Una tradición que nunca se debería haber perdido”.

– “Si es cierto”, nos comentada otro vecino, “que antes habían más carrozas, tres para los Reyes y creo recordar que dos o tres más para niños. Eso permitía que pudieran participar muchos más. Pero no estamos para quejarnos después de cuatro años de ausencia”.

La Cabalgata comenzó en el Centro Socio Cultural de Las Tablas, situado en la avenida del Camino de Santiago, desde donde partieron Sus Majestades para continuar por la calle de Viloria de la Rioja, Sierra de Atapuerca, Paseo de San Millán de la Cogolla, para posteriormente volver a coger la avenida del Camino de Santiago y continuar hasta la avenida de Santo Domingo de la Calzada, hasta llegar a la carpa situada   junto al recinto ferial, que desde primeros del mes de diciembre ha estado animando las fiestas.

Allí esperaban numerosos niños ansiosos por poder tocar y fotografiarse con su Rey Mago preferido.

– “Te diré que mi hijo no ha dormido nada y ha preferido venir directo a la carpa para poder ver a Gaspar de cerca y entregarle su carta”, nos comentaba una vecina.

Melchor, Gaspar y Baltasar ya sentados en sus tronos, estuvieron hablando, recogiendo cartas y fotografiándose con todos los niños de Las Tablas que así quisieron.

No faltaron, también gracias a la Junta de Distrito, el chocolate caliente con roscón y los fuegos artificiales como colofón de una jornada que llenó las calles de Las Tablas de magia, color y música, pero sobre todo de ilusión.