Los perros de Sanchinarro ya cuentan con un área canina. Anunciado por el delegado de Medio Ambiente, Borja Carabante, el pasado mes de mayo, las obras del nuevo recinto, situado en la calle Vicente Blasco Ibáñez a la altura de la avenida Niceto Alcalá Zamora, concluyeron a finales del mes de julio.

El área canina se encuentra  rodeada perimetralmente por  un vallado de madera tratada y una alambrada de 1,2 metros de altura para evitar que los animales salgan del mismo. En su interior cuenta con circuitos de entrenamiento o agility, con diversos elementos de ejercicio y juego para las mascotas, que permiten a las mascotas interactuar con sus dueños de una manera más directa, dentro de un recinto que además cuenta con las medidas de higiene básicas.

Este nuevo equipamiento es de uso exclusivo para perros, los cuales deberán estar acompañados en todo momento por un responsable. Además, para que los animales puedan acceder al recinto tendrán que estar correctamente vacunados, censados y cumpliendo la normativa vigente en materia higiénico-sanitaria. Por otro lado, los perros considerados potencialmente peligrosos no podrán circular sin bozal ni correa. También es obligatorio recoger los excrementos depositados en el recinto, siendo el propietario del perro el responsable de los daños, perjuicios y molestias que su animal pudiera ocasionar.