Todos los comienzos de curso son duros. Dejar a un lado el bañador y la toalla, intentar volver a la rutina después de dos meses y medio de vacaciones escolares, comprobar que tenemos todo lo necesario en material escolar para enfrentarnos a un nuevo curso, etc., son algunos de los retos del mes de septiembre en muchos de los hogares de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo.

Pero pese al poco tiempo libre que nos queda, siempre hay tiempo para la solidaridad. Así lo han demostrado los alumnos de los colegios públicos de Montecarmelo, Infanta Leonor y Antonio Fontán, y los jugadores de la Agrupación Deportiva Oña Sanchinarro, quienes durante el mes de septiembre han aportado su granito de arena a dos buenas causas.

Conocedores de que el Centro Santa María la Paz de Sanchinarro necesitaba leche para poder hacer frente a los desayunos de sus 100 internos, las AMPAs del colegio Infanta Leonor y Antonio Fontán de Montecarmelo, con la colaboración de la AV Barrio de Montecarmelo, organizaron una recogida solidaria de productos de desayuno los días 15 y 16 de septiembre. La respuesta de los alumnos fue masiva llevando a su centro escolar productos como leche, bollos, café, cacao, etc.

Una comitiva de representantes de las tres asociaciones fue la encargada de llevar lo recaudado al Centro Santa María la Paz quienes aplaudieron esta iniciativa tan bonita y en tiempo record.

Igual de bonita, y también en tiempo record, fue la iniciativa lanzada por la AD Oña Sanchinarro: SOS La Palma, Gran Recogida de productos de aseo. El objetivo de la misma no era otro que hacer llegar a los damnificados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja productos de primera necesidad: geles, cepillos de dientes, pañales, chupetes, colonias y un largo etcétera. Una campaña a la que se sumó la Unión Deportiva Arroyofresno y la Despensa Solidaria La Piluka, del distrito Fuencarral.

Y es que la solidaridad traspasa barrios y genera sinergias. ¡Enhorabuena a los organizadores y a todos esos chavales por su solidaridad!