Las obras de la remodelación del Nudo Norte arrancaron la primera semana de diciembre. Por delante hay una reforma que eliminará los cuatro trenzados actuales, -por los que diariamente atraviesan unos 270.000 vehículos-, y que, con un presupuesto de adjudicación de 42 millones de euros, se prevé que esté terminada a finales de 2022.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez- Almeida explicó recientemente los detalles de esta remodelación, acompañados por el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y de los concejales de Fuencarral-El Pardo y Chamartín, Javier Ramírez y Sonia Cea, respectivamente. Almeida manifestó que el objetivo de esta actuación es disminuir la congestión del tráfico en hora punta, ya que su influencia afecta al resto del tráfico de la ciudad, mejorar la seguridad vial y la accesibilidad al transporte público y a los servicios existentes, así como reducir las emisiones contaminantes de CO2, en una media de 14 toneladas al día.

Los cuatro cruces serán sustituidos por nuevos pasos a distinto nivel, tres inferiores y uno superior, el de la M-607, con conexión al paseo de la Castellana. También se va a proceder a la reordenación de los viales, así como a la adecuación y ampliación de alguno de los viaductos existentes.

La remodelación se realizará en tres fases. Las primeras operaciones que se llevarán a cabo son las desviaciones de todos los suministros. Pasadas las Navidades, “los vecinos del entorno y los vehículos que circulen por esta vía se encontrarán con algunas afecciones al tráfico para proceder a la retirada de los trenzados que conectan la M-30, la M-607, la M-11, la A-1 y el paseo de la Castellana”.

La fase durará unos diez u once meses y las afectaciones al tráfico serán mínimas.

En la segunda fase se ejecutará el grueso de las obras asociadas a las distintas estructuras. Será el momento de los trabajos con más incidencia en el movimiento de vehículos, debido a que los desvíos proyectados reducirán la capacidad del nudo.

La tercera fase tendrá lugar una vez ejecutados los pasos inferiores y coincidiendo con los acabados e instalaciones de los mismos. Consistirá, entre otras, en las actuaciones en superficie de fresados, pavimentación, alumbrado y drenaje de los troncos de las vías.

FCC será la encargada de llevar a cabo las obras con un presupuesto de adjudicación de 42 millones de euros millones de euros, IVA incluido, lo que supone una rebaja del presupuesto de licitación del 33,9 %, 63,5 millones de euros.

Hay que recordar que la remodelación del Nudo Norte fue el gran proyecto de la anterior alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, -cuyas obras deberían haber comenzado en 2017-, dentro del Plan de Movilidad del consistorio con el objetivo de “dar una solución para este punto problemático de la ciudad que la necesita ya”, afirmó entonces.