Con el objetivo de mejorar la accesibilidad en las áreas de juego infantiles, el pasado mes de marzo comenzó a reformarse en Sanchinarro el conocido como “parque de la araña”, situado en  la avenida Ingeniero Emilio Herrera. Unas obras que finalizaron en el mes de agosto y cuyo resultado ha querido comprobar el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, quien acompañado, entre otros, por el concejal del distrito de Hortaleza, Alberto Serrano, ha paseado por las nuevas instalaciones.

En el ámbito intervenido se han instalado dos zonas de juegos, una con elementos más dinámicos tipo tirolina, columpio cesta, y una cúpula para escalada, que reúne diversos desafíos físicos, cognitivos y sociales para un amplio abanico de niños hasta 12 años y una segunda área que cuenta con elementos accesibles con un multijuego modular.

La ejecución de este proyecto se suma a una tercera área de juego, cuya remodelación finalizó el pasado mes de marzo, ubicada en la calle de Isabel Clara Eugenia con la calle Fernando de Rojas. En las zonas estanciales con sombra se han colocado mesas de picnic, nuevos bancos y papeleras, al mismo tiempo que se ha creado un nuevo camino de acceso sobre senda existente, que da paso a las nuevas zonas infantiles desde la calle Príncipe Carlos. Además, el valor paisajístico del entorno se ve enriquecido con el diseño de nuevas plantaciones que cuentan con una instalación eficiente de riego.

Carabante estuvo charlando con varios vecinos que se encontraban con sus hijos jugando en el parque, interesándose por la afluencia de público y por la acogida que ha tenido esta nueva instalación entre los usuarios.