A muchos vecinos les vino a la mente las imágenes de Edificio Windsor. Pero lo cierto es que pese a la aparatosidad del incendio, solo afecto a varias de las plantas superiores del rascacielos concretamente a ocho viviendas, y no hubo que lamentar daños personales, El suceso ocurrió el pasado 29 de agosto, de madrugada, cuando sobre las 06’45 horas comenzó a arder uno de los áticos de este edificio de 21 alturas, situado en la calle Dulce Chacón, frente a la entrada a Sanchinarro por el nudo Manoteras.

La rápida interveción de los bomberos y de los vecinos, la existencia de una columna seca interior del inmueble de reciente construcción, y la instalación de dos grúas de 70 metros hizo posible que el incendio quedara sofocado en poco más de dos horas.

Tan solo cinco vecinos necesitaron ser realojados por parte del Ayuntamiento de Madrid. A parte de las viviendas afectadas, otras 12 han resultado dañadas en la fachada Al cierre de esta revista, la policía científica investigaba si el incendio podría haberse originado por culpa de una barbacoa. La gran columna de humo no solo fue visible desde el barrio de Sanchinarro sino prácticamente desde toda la ciudad de Madrid.