Llegar al servicio de Urgencias del Hospital Universitario La Paz desde la avenida de la Ilustración y la M-607 será ahora más rápido y directo. El pasado 28 de septiembre se abrió al público el nuevo ramal de acceso den la M-30 que ha construido el Ayuntamiento de Madrid. Un ramal de 180 metros, inaugurado por el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que dará servicio a los 400.000 madrileños censados en esta área asistencial.

Con un presupuesto de 186.520 euros, la infraestructura viaria está enmarcada dentro del Protocolo General de Actuación que rubricaron el Ayuntamiento de Madrid y el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) en octubre de 2021 para la mejora del entorno viario de este centro hospitalario. La obra se ha ejecutado en el tramo de la M-30 comprendido entre el punto kilométrico 30.9 hasta el 31.1 y en la propia conexión del hospital universitario.

– “Gracias a esta nueva conexión, restringida únicamente para las urgencias generales, se facilita un acceso mucho más sencillo al hospital, evitando un desplazamiento y unas conexiones mucho más complicadas, ya que se tenía que entrar a través del paseo de la Castellana”, declaró Carabante durante la inauguración en la que también estuvo presente el concejal del distrito Fuencarral – El Pardo, Javier Ramírez, y el gerente del Hospital, Rafael Pérez-Santamarina.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid presentó a los profesionales del hospital público las actuaciones que se han desplegado en materia de movilidad y accesibilidad en el entorno de las distintas sedes de este centro, en unas jornadas que contaron con la participación de representantes del Gobierno regional, Metro y el Ayuntamiento de la capital. Las obras formarán parte de la reforma integral de este complejo hospitalario y beneficiarán a más de 500.000 posibles usuarios y cerca de 8.000 profesionales.

Las infraestructuras de transporte y accesibilidad al entorno del complejo adquieren especial relevancia, ya que La Paz realiza cada año más de un millón de consultas y atiende a cerca de 230.000 pacientes en Urgencias. Así, por ejemplo, en breve comenzarán las obras de los ascensores de la estación de Begoña, que dotarán de accesibilidad a la parcela facilitando los desplazamientos de personas de movilidad reducida.

Además, la Comunidad ya ha iniciado las obras de sustitución de la actual intersección de acceso al Hospital Cantoblanco -integrado desde el año 2005 en La Paz- y al recinto de la Universidad Autónoma de Madrid desde la vía de servicio de la carretera M-607 a través de una nueva glorieta. Dentro de las mejoras de capacidad y seguridad vial del complejo también se encuentra la reciente actuación realizada por el consistorio madrileño en la calle Sinesio Delgado para dotarla de más semáforos y un carril de espera que permite acceder con más seguridad al Hospital Carlos III, centro también adscrito desde 2013 a La Paz.

FOTOS: Ayuntamiento de Madrid