1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

La importancia de leer

ZITUS NUM.:  62 02 Marzo 2011 Publicado en ZJ, Tu Sección

Historias de príncipes y princesas, héroes con superpoderes, reinos mágicos… La lectura puede transportarte a los lugares más recónditos del planeta, haciendo volar tu imaginación y sintiéndote protagonista de interesantes aventuras. Fomentar su hábito a los pequeños es fundamental para que se estimule su creatividad, inteligencia, imaginación o su capacidad y comprensión verbal. Ya desde la cuna se debe inculcar el interés por la lectura con cuentos e historias acordes a su corta edad. El niño no solo se aficionará a leer sino que vivirá ese momento de una manera mágica al establecer un lazo muy especial con su progenitor.

La motivación, según vaya cumpliendo años, es fundamental. Debemos animarles a que lean pero nunca imponérselo como una obligación, ya que podríamos conseguir el efecto contrario. Al principio es fundamental estar junto a ellos en el momento de leer, para poder escucharles y responder a cualquier duda que les surjan. Además así sabremos cuales son sus gustos al respecto, lo que nos facilitará la compra de futuros libros.

Déjate asesorar por sus especialistas y por el personal de bibliotecas, quienes te recomendarán encantados qué tipo de libros son los más adecuados para cada edad. Para niños entre 0 y 5 años son recomendables los libros de tela o plásticos bancos y sin puntas, con imágenes que sepan identificar, aquellos libros que les permitan jugar, que contengan muchas imágenes y textos breves. Entre los  6 y 8 años, lo mejor son libros con ilustraciones y muchos colores, un lenguaje claro y directo, y tipografía grande, bien sean cuentos clásicos populares, o historias relacionadas con animales, naturaleza, el cuerpo humano u otras culturas.

Para niños entre los 9 y 11 años, libros de historias con diálogos, novelas infantiles, de aventura, ciencia afición, comics o tebeos. Mientras que a partir de 12 años, se engancharán a libros de misterio e historias de terror, libros de acción, relatos de aventuras e incuso obras de teatro y libros de poesía.

Siguiendo estas pequeñas pautas, y sin ningún esfuerzo, vamos consiguiendo que para el niño leer sea un juego mas, al que dedicará todos los días un tiempo. Un hábito que tiene gran importancia en su desarrollo y maduración que se traducirá en un mayor rendimiento escolar.

Más en esta categoría: ¡Vamos al Teatro! »
  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner