1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Bibiana Fernández: “El teatro es seducción y exhibicionismo”

ZITUS NUM.:  65. POR NATALIA ARECHEDERRA 14 Junio 2011 Publicado en Protagonistas

Que son amigas íntimas es un secreto a voces. Ahora Bibiana Fernández y Loles León se unen por primera vez encima de un escenario.


“La Gran depresión”, llega al Teatro Infanta Isabel con las dos actrices, dirigidas por Félix Sabroso y Dunia Ayaso, y producida por Patricio Binaghi y Mariano Piñeiro. Una comedia teatral de mujeres sobre la búsqueda de la felicidad, el amor, el fracaso, la soledad, los hombres, la madurez, los autoengaños, la autosuperación y el abandono.


Una comedia de estilo que homenajea la alta comedia de los cincuenta.
· “Lo que pretendemos es hacer reír a partir de la circunstancia de dos mujeres maduras que se enfrentan a las mismas luchas que muchas otras mujeres de su misma edad. Una especie de huída hacia delante, soluciones a tu propia vida, que no siempre es fácil. Y todo esto en clave de humor, maravillosamente bien dirigido por Dunia y Fernando y con la fortuna de contar con una compañera de vida, no solamente de función, como es Loles, que trabajar con ella es purito placer”, comenta Bibiana Fernández.
· “Además la obra está tan bien escrita y estructurada para nosotras y para cualquier mujer como nosotras”, añade Loles
· “¡No digas eso que nos quitan el puesto!”, dice Bibiana
· “Ah no, no te preocupes, no hay dos como nosotras, sino el mundo se hundiría” dice Loles entre bromas, “que la dificultad ha sido ponerla en pié de lo buena que es, porque era un toma y daca de las dos. Pero hemos conseguido que esta obra sea única”

65_protag_bibi2No hay más que oírlas para darse cuenta que estas dos mujeres ya de por sí son un auténtico dúo cómico en su vida personal, por lo que no es de extrañar el éxito que han conseguido con esta producción teatral en Valencia y Valladolid.
· “Partiendo de la amistad, confianza y del cariño que nos tenemos, todo eso nos lleva a que seamos a veces crueles, intolerantes y poco cariñosos con la gente que más queremos. Y ¿quiénes son esa gente? Pues nuestras familias, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo. En este caso se mezclaba lo uno con lo otro y ese refrán de que la confianza da asco, muchas veces se hace realidad. Cuando presentas una obra es muy fácil decir que todo el mundo es bueno, que nos llevábamos muy bien, pero la vida no siempre es así. Aquí siendo amigos todos, hubo un momento que creíamos que si no hubiera estado firmado Valencia esto no se hacía. ¡Nos íbamos a comer como los rottweiler! De buen rollito… ¡y una mierda! Menos mal que habían firmado Valencia pronto”.

Pero es entonces cuando la profesionalidad de Bibiana y Loles y el buen hacer de directores y productores se ponen sobre la mesa, dando rienda suelta a la diversión que esta comedia trasmite.
· “Después de eso lo mejor es darte cuenta que eso son espejismos que tienen que ver con tus miedos, con todas las trampas que nos ponemos los seres humanos muchas veces, unos a otros o a ti mismo. Una vez que eso se ha puesto en pie y empiezas a andar y estas fuera de los hilos de los directores, que siguen ahí tirando y corrigiendo, te das cuenta que el espectador te da otra dimensión porque al final el público es otro director”, narra Bibiana.

65_protag_bibi“La gran depresión” narra la historia de Elena y Marta, dos mujeres en la cincuentena que, tras vivir una larga y estrecha  amistad, la vida y quizá el conocerse en exceso, acabó por separarlas.
· “Los primeros días tuve dos tropiezos en el texto en el escenario que le afectaban a ella y Loles me miró con ojos de asesina, pero conseguí transmitirle que pese a mi error no le iba a dejar colgada si hubiera salido por otro camino. Pero no ha vuelto a pasar y no hemos tenido que recurrir a cosas nuestras, que personalmente creo que sería enfangar un texto tan bien escrito”.

Bibiana Fernández es ya una tertuliana más de cualquier programa que se precie, a la que vemos todas las mañanas televisión con Ana Rosa Quintana. Sin embargo, la actriz está encantada de subirse a un escenario.
· “Cualquier fórmula de expresión para contar una historia es buena. Pero el teatro es maravilloso porque a diferencia de otro tipo de espectáculos, tiene una especie de comunión, de liturgia entre el público y los que estamos aquí arriba. Y en eso, lo importante es que haya comunicación e intermitencia recíproca. Cuando esas dos cosas se mezclan entonces da lo mismo si hablas de fe, de religión o de sexo, en tono de comedia o de drama. Eso es muy placentero porque es como cuando sales a la calle y alguien te tira los tejos. Si sales y nadie te mira, te vas a tu casa con las plumas caídas, pero en cambio si te dicen guapa tres veces desde lo alto de una obra tú empiezas a pavonearte más. Yo me he dado cuenta que con los directores, por muy bien que te lleves, pasa como con los padres, que siempre tienes miedo a llevar malas notas. Con el público es distinto, yo lo veo como un acto de seducción y exhibicionismo. Cuando recibes su aprobación en modo de aplauso o de risa, el actor se va dando cuenta poco a poco y eso es maravilloso. Eso solo se produce en el teatro, no es que sea mejor o peor que otro medio, es diferente porque por su naturaleza es único”.

(C) Fotos: Oscar Gallardo

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner