MIS PELICULAS SON UN VIAJE

ZITUS NUM.:  46 por Natalia Arechederra 13 Octubre 2009 Publicado en Protagonistas

Vuelve Alejandro Amenábar a la gran pantalla y todo indica que lo va a hacer por la puerta grande. Han pasado cuatro años desde que consiguiera el Oscar por su película “Mar adentro” y ahora el director de cine nos invita a sentir y oler una “civilización remota como su propia realidad” con “Ágora”, su último trabajo cinematográfico. 

 • “Tras una experiencia para mí tan íntima como fue hacer Mar Adentro, no habría imaginado que mi siguiente película sería de romanos y cristianos en el Antiguo Egipto. Pero eso es lo bonito de esta profesión, que te da la posibilidad de dejarte llevar por la curiosidad, investigar y encontrar mundos tan fascinantes como la Alejandría del siglo IV, imaginar cómo serían sus calles o su gente, y encontrar la pasión, y el dinero, para devolverlo todo a la vida”, comenta Amenábar.

La quinta película de Alejandro Amenábar está inspirada en hechos reales, nunca antes llevados al cine, que le han permitido, según sus palabras, entrar en contacto con el mundo de la ciencia desde un punto de vista espiritual y emocional.

• “Acabamos contando la historia de Hipatia en el siglo IV y en Alejandría por un proceso de depuración. Primero se trataba de una historia que abarcaba dos mil años, pero fuimos acotándolo. Investigando sobre Hipatia y el periodo en el que vivió descubrimos que había muchísimas conexiones con nuestro mundo actual, y nos pareció doblemente interesante. Alejandría era el símbolo de una civilización que se estaba extinguiendo a manos de distintas facciones, fundamentalmente religiosas, e Hipatia fue un personaje que para muchos marcó de manera simbólica el fi n del Mundo Antiguo y el comienzo del Medievo”.

Rodada en inglés, la película está protagonizada por Rachel Weisz, -Oscar por “El jardinero fi el”-, que da vida a Hipatia de Alejandría, el joven actor Max Minghella, en el papel del esclavo Davo, Oscar Isaac, Rupert Evans, Ashraf Barhom, Sammy Samir y el veterano actor francés Michael Lonsdale.

- “La razón para plantear esta película como un proyecto internacional rodado en inglés es básicamente porque hablamos de 50 millones de euros. Y es bastante suicida pensar que un proyecto así se puede plantear desde España, rodarla en español, con actores españoles y después pretender recuperar lo que ha costado. Eso, unido a que Alejandría era un crisol de culturas y de lenguas, me hacía asumir la convención de que en sus calles se pudiera hablar inglés”.

La película se sitúa en el siglo IV, cuando Egipto se encuentra bajo el Imperio Romano. Las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria Biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hipatia lucha por salvar la sabiduría del Mundo Antiguo con la ayuda de sus  discípulos.

Entre ellos, los dos hombres que se disputan su corazón: Orestes y el joven esclavo Davo, que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos.

Imagen del rodaje- “De Hipatia hemos intentado contrastar todo lo que se sabe. Se sabe mucho de lo que simboliza, pero muy poco de su trabajo. Al introducir toda una trama astronómica a través de su personaje hemos especulado sobre el alcance de sus estudios. Davo, por otro lado, es un personaje inventado, pero es un personaje llave que nos permite conocer cómo funcionaba la ciudad, el entorno de Hipatia, la sociedad grecorromana y el Mundo Antiguo en general. Es decir, cómo se entendía la esclavitud en el siglo IV. Davo duda si convertirse en cristiano y a través de él conocemos el cristianismo en sus primeros años. Davo se convierte en parabolano, que era una facción religiosa muy característica de la época, un grupo de monjes que empezó siendo una orden de ayuda a los más necesitados y acabó convirtiéndose en un brazo armado de la Iglesia”.

Alejandro vuelve a contar con la inestimable colaboración de Mateo Gil en el guión de “Ágora”, con el que ya ha trabajado en otras ocasiones: en 2004 en “Mar adentro”, en 1997 en “Abre los ojos” y en 1996 en la primera película del director “Tesis”.

- “Desde hace ya años, mis películas tienen que ser un viaje. Ésta lo es en el tiempo y en el espacio. El conjunto de este auténtico viaje desde que Mateo Gil, Fernando Bovaira, productor, y yo empezamos a soñar con el proyecto, hasta la fase en la que nos encontramos en estos momentos, ha sido apasionante. Y mi sueño ahora es que lo sea también para los espectadores.

“Ágora” es, en muchos sentidos, una historia del pasado sobre lo que está pasando ahora, un espejo para que el público mire y observe desde la distancia del tiempo y del espacio, y descubra, sorprendentemente, que el mundo no ha cambiado tanto”.

subir