1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

Entrevistas a tus vecinos

ZITUS NUM.:  Zitus Num. 45 por Natalia Arechederra 13 Septiembre 2009 Publicado en Gente del Barrio

Marisa, Sanchinarro
Marisa Gallardo se fijó en Sanchinarro en 2003, cuando apenas era ...

Alberto, Las Tablas
El próximo mes se cumplen cuatro años desde que Alberto Martínez Alonso ...

Puri, Montecarmelo
Purita Pasquín Echánove, casada y madre de siete hijos ...

45_entrevista_01Marisa, Sanchinarro

 Marisa Gallardo se fijó en Sanchinarro en 2003, cuando apenas era “un descampado inundado de grúas”. Sin embargo,algo vio en el barrio y en 2005 se vino a vivir con su familia.

- “Ya se veía que tendría unas amplias avenidas y áreas verdes en potencia, aunque ahora más que verdes son amarillas, y me encantó la ubicación. Antes era como vivir en un pueblo fantasma, no había gente por la calle, no se escuchaba ni el ruido de los coches y las luces del Corte nos recordaban que no estábamos solos. Hoy hay más vidilla y movimiento. Cuando salgo a andar voy con un rumbo, antes daba igual hacia donde me dirigiese porque 10 pasos adelante no había nada y 15 atrás tampoco”.


• ¿Qué echas de menos?
- “¡Una fuente de agua potable en los parques! Es tremendo estar bajo el sol sin un lugar donde poder refrescarte. También unos parques cuidados. En algunas cosas el crecimiento va a buen ritmo, pero en otras, como comercios, va más lento que otros barrios. Lo que tengo claro es que en el tema de infraestructuras y servicios queremos hechos. Pero en general me gusta mi barrio. Yo digo que es un barrio bebé, hay que cuidarlo y educarlo, me refiero por supuesto a la gente que lo habitamos, para que crezca como un señor barrio. Lo único que necesitamos es que las promesas se vuelvan realidad y exista ese famoso polideportivo, el mercado y unos parques con unos jardines tipo Versalles” concluye Marisa con ironía en relación a los parques.

Alberto
 

 

 

Alberto, Las Tablas
El próximo mes se cumplen cuatro años desde que Alberto Martínez Alonso comenzara a trabajar como Conserje en una de las urbanizaciones de Las Tablas, en la que aún continúa.
- “Recuerdo que cuando llegué no existían ninguno de los edificios que rodean la urbanización en la que trabajo. No había prácticamente comercios, ni si quiera estaban terminados los parques porque comenzaban a plantar flores y árboles, no había sombras, todo estaba muy vacío y desértico. Poco a poco se ha ido poblando el barrio y mi urbanización, han abierto mas comercios y desgraciadamente han aumentado los robos”.


• ¿Qué es lo que echas más en falta?
- “Comercios de toda la vida como ferreterías, fruterías... ¡las tiendas de barrio, en una palabra!”.


• ¿Pero en general es un barrio que te agrada?
- “Sí. A rasgos generales me gusta mucho Las Tablas y en particular la Comunidad para la que trabajo. Tengo la suerte de que en ella todos nos conocemos y que el trato que tengo con los vecinos, y ellos conmigo, es muy familiar. Si me ven tristón o con mala cara, me preguntan que me pasa o si he tenido algún problema. En esta Comunidad hay muy buen rollo y eso hace que realizar tú trabajo sea más fácil. Si alguna vez hemos tenido algún desencuentro, lo hablamos entre las partes y solucionado. Para mí eso es un gesto muy bonito”.

 

Puri 

Puri, Montecarmelo
Purita Pasquín Echánove, casada y madre de siete hijos “cuatro niños y tres niñas” vino a vivir a Montecarmelo hace ahora cuatro años y medio.
- “El pequeño Jacobo ya nació aquí”, nos comenta, “Lo que más nos gusto fue su situación. Acostumbrados a vivir en Mirasierra muchos años, para nosotros Montecarmelo era como una prolongación, lo que nos haría fácil mantener nuestras relaciones con amigos y familia, que siempre parece que cuesta cuando te cambias de casa”.


• ¿Cuál es para ti su punto fuerte y su punto débil?
- “Su punto fuerte sería la situación que tiene, estando tan cerca de Madrid vivimos en medio del campo, rodeados de naturaleza. Su punto débil, que todavía es un barrio muy joven y falta mucho por hacer. Hay muchas obras, demasiados camiones, -a pesar de haber muchos locales para comercios todavía hay pocos funcionando, y siguen faltando muchas infraestructuras y sobre todo zonas deportivas y de ocio”.

 
• ¿Os arrepentís de haber venido a vivir al barrio?
- “No porque seguimos considerándolo uno de los más tranquilos y con más posibilidades de la zona norte de Madrid. Dentro de unos años me gustaría verlo con la tranquilidad que lo veo ahora, un barrio capaz de solucionar por sí mismo, ante la falta de medios, sus problemas sanitarios, educativos y de seguridad”.

 

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner