1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

Los dos caminos

ZITUS NUM.:  62 por Maga 02 Marzo 2011 Publicado en Relatos
Le llamaban Rubén el desesperado. Nació sin paciencia, ya de pequeño lloraba a morir cuando tenía  hambre o ganas de dormir. Ahora estaba en una situación difícil, en una encrucijada con dos posibles caminos. Pero como suele pasar a los desesperados, la ansiedad les ciega y no ven más allá de sus narices, actúan sin pensar.

Rubén era de los que rezaba: “Señor te pido paciencia… y la quiero ya” Sin embargo, esta vez era diferente, su vida dependía de esto y una mala decisión podría mandarlo a la tumba. Entró en el  bar de Jacinto, quien era famoso por su buen oído y nervioso le comentó:

 - Estoy desesperado Jacinto, ayúdame por favor  no se qué hacer, dime algo, ¿qué hago? suplicó.
- No puedo decirte que hacer Rubén, quién mejor que tú sabe lo que es bueno para ti. Ambos caminos tienen un riesgo, pero la vida es así. Tu misión es apostar por el que más te suene en los huesos, el que mejor vibración te dé y una vez decidido no titubear. Aunque tiemble el suelo, se agite el mar, el mundo y las evidencias se muestren en tu contra y tus conocidos te auguren lo peor, tu decisión ha de ser inamovible, has de creer en ella con fidelidad y determinación.

- ¿Y si me equivoco?

- Solo se equivocan los que eligen el camino con miedo o los que dejan que los demás decidan por ellos. Haz el miedo a un lado y hagas lo que hagas cree que lo haces bien y entonces no habrá decisión mala, sino oportunidades. ¿Qué no lo ves Rubén? en realidad no importa tanto que camino escojas sino la seguridad con la emprendas el viaje.

Rubén  sonrió  y con aire triunfante levantó su copa para brindar.

MAGA
Más en esta categoría: El reino »
  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner