1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

Calle Fromista. Las Tablas

ZITUS NUM.:  68 10 Octubre 2011 Publicado en ¿Por qué no tu calle?

Delimitando el PAU por el norte, la calle Frómista atraviesa LAS TABLAS desde la tapia de la vía del tren hasta la M-40. Y, por supuesto, como tantas calles del barrio, es otro pueblo de paso del Camino de Santiago, en este caso en la provincia de Palencia y antiguamente era conocida como Fromesta del Camino. Data del tiempo de los romanos, y el origen de su nombre proviene de la palabra “frumentum”, que significa trigo.

 

 

68_calleLa construcción más relevante que alberga es la iglesia románica de San Martín, que roza la perfección en sus formas y tamaño. Se construyó en el siglo XI gracias al patrocinio de doña Mayor de Castilla, viuda de Sancho “El Mayor”, rey de Navarra, y está formada por tres naves, 46 capiteles, una cúpula octogonal y dos torres cilíndricas.

Su oriundo más notable fue Pedro González Telmo, que alcanzó el santoral como San Telmo. Nacido en 1180, destacó por su oratoria y logró altos puestos eclesiásticos gracias a los poderosos de los que se supo rodear. Se le reconocieron milagros de rescates de marineros y pescadores, quienes le consideran su patrono. Por esto, es representado en ocasiones con un pequeño barco en la mano o con un cirio azul, simbolizando el fuego de San Telmo, que aparece en los mástiles de los barcos cuando hay una tormenta eléctrica.

Frómista fue un ejemplo de convivencia donde coexistieron cristianos, árabes y judíos. Estos últimos vivieron en la comunidad más de cuatrocientos años, hasta la expulsión de 1492, proporcionando prosperidad a la villa y llegando a ser hasta un millar, la cuarta parte de la población. Tras este hecho, la población sufrió tiempos de decadencia contando, a mediados del siglo XVIII, con tan solo 217 vecinos.

Poco tiempo después recuperó moderadamente su prosperidad por el paso por la localidad del Canal de Castilla. Este proyecto de ingeniería civil pretendía comunicar por vía fluvial la meseta castellana y leonesa, ambicionando la conexión con el mar. Tenía como finalidad facilitar el transporte del cereal desde el centro del país a otras regiones periféricas y, en su inicio, preveía hasta cuatro canales, desde Segovia hasta Reinosa con ramificaciones hacia Palencia y Valladolid.

Las dificultades económicas del reino y la llegada del ferrocarril cubriendo las necesidades de transporte, hicieron que la construcción quedara inacabada, aunque propició el desarrollo de fábricas de papel, harinas, cueros, molinos, armas e incluso astilleros, no siendo menor la capacidad de regadío que aún ofrece a las tierras colindantes.

 

© O. Turismo Diputación de Palencia

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner