1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

Calle Conventin de Valdedios (Montecarmelo)

ZITUS NUM.:  63 POR HOBBES 03 Abril 2011 Publicado en ¿Por qué no tu calle?
En lo que será una futura zona de viviendas unifamiliares de MONTECARMELO se empieza a dibujar la calle dedicada a la iglesia de San Salvador de Valdediós, conocido como el Conventín.

63_calleTodavía parcialmente asfaltada, tendrá la peculiaridad de ser paralela a sí misma, perpendicular también a sí misma por dos puntos, y con un tramo circular. Veremos cómo se apañan para ponerle números.

El Conventín de Valdediós está situado en el municipio asturiano de Villaviciosa, en la parroquia de San Bartolomé de Puelles. Su importancia arquitectónica es grande, al ser un monumento prerrománico del siglo IX. Su inscripción fundacional está datada en el 893, y se cree que el propio Alfonso III, El Magno, pudo promover su consagración en agradecimiento al Salvador por el éxito de sus campañas de reconquista contra los musulmanes.

Al parecer, el Conventín podría haber formado parte de un complejo palaciego, ya que consta que fue el sitio de retiro del propio Alfonso III cuando fue depuesto del trono por sus hijos en el año 909. Años después, pasó a ser lugar de recogimiento de monjes; los primeros recorrieron casi trescientos kilómetros para llegar desde el Monasterio de Sobrado, también con calle en Montecarmelo.

63_calle2A partir del siglo XIII el templo pasa a formar parte del conjunto del Monasterio de Santa María de Valdediós, de mucho mayor tamaño y construido contiguo al Conventín, y que ha tenido una continua presencia monástica interrumpida por la exclaustración de Mendizabal en 1835. Tres décadas después, volvía a manos del arzobispado de Oviedo, quien estableció un uso de seminario menor y, posteriormente, un colegio diocesano.

En 1931 el conjunto arquitectónico recibió la declaración de Monumento Nacional. En la Guerra Civil fue utilizado como manicomio, volviendo después de nuevo a ser seminario hasta 1951, cuando quedó abandonado. En 1992 se hizo cargo del monumento una comunidad de monjes cistercienses, hasta 2008; en ese año fue un escándalo notable en la provincia el mandato que hizo el cardenal a los monjes para que abandonaran el monasterio debido a su reducido número. Esto no fue comprendido por los feligreses ya que la congregación se había ganado el aprecio de su parroquia. En la actualidad, el monasterio es regentado por la Congregación San Juan.

Por su situación en el valle, a lo largo de su historia ha sufrido numerosas inundaciones por las crecidas del río, aunque afectaron siempre más al Monasterio que al Conventín. Debido a estas humedades el templo ha permanecido cerrado por reforma durante más de ocho meses, pero desde hace unos días ya se puede volver a visitar.
  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner