1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Como sobrevivir siendo multialérgico en el colegio

ZITUS NUM.:  86 Publicado en Las Tablas

Cuando en estas fechas muchos padres se preguntan sí habrán acertado en la elección de colegio para la educación de sus hijos, a Almudena, vecina de Las Tablas, le viene a la cabeza cuando ella pasó por lo mismo. Pero en su caso, no tuvo opción de pararse a pensar si escoger un colegio laico o religioso, público o concertado, o con más o menos horas de inglés.


. “En mi caso la forma de elegir colegio fue el resultado a la siguiente pregunta que hice a los directores de los centros de la zona: “Mi hijo es alérgico en un grado muy alto. En caso de reacción necesita que se le pinche adrenalina, ¿Me admitís medicación?”. Y donde me dijeron “si no te preocupes”, allí nos quedamos. La gente discute cual es la mejor educación para su hijo, yo solo quería su seguridad”.

Eloy de 5 años estudia Tercero de Infantil en el Colegio Josep Tarradellas de Las Tablas. Es multialérgico, es decir alérgico a muchos alimentos, de los cuales a alguno no puede ni rozar porque su piel reaccionaría al contacto.

- “Hemos tenido que trabajar con el cole y educar a nuestro hijo a conocer sus “limitaciones”, y gracias a la dirección, que se ha volcado, hemos conseguido un lugar seguro para él. Se ha creado un protocolo en caso de reacción, no se admiten lácteos en los desayunos, no se admiten comida en los cumpleaños, el comedor se ha organizado por colores según alergias, tenemos una vocalía de alergias en el AMPA, etc. Así Eloy puede ir al cole con normalidad. Pero hemos pasado mucho porque no todos los padres aceptan, por ejemplo, que en lugar de llevar castañas el Día de la Castaña, se dibujen, o decir “no” a la chocolatada de San Isidro. Son mil cosas que o cuentas con el apoyo del colegio, como es nuestro caso, o el niño no está seguro”.

. ¿Cómo te organizas con las comidas?
. “Desde el primer año de colegio Eloy lleva su comida en un tupper. La dirección así lo decidió porque pensó que era muy difícil que el catering hiciera frente a su combinación de alergias. No tolera trazas, y que caiga algo levemente le supone una reacción. Todos los días me levanto a las 6,15 y preparo el mismo menú que en el cole pero adaptado al niño. Cuando va de excursión igual y le preparo una bolsa con su medicación por si reacciona con una autorización para poder medicarle en caso de emergencia. El cole asigna a alguien que se responsabiliza de la bolsa y al que yo estoy infinitamente agradecida, porque no se les puede obligar a los profesores a asumir esa responsabilidad, así que el que lo hace es nuestro héroe”.

. ¿Hay algún otro caso parecido en el mismo centro?
. “Si, hay otra niña igual. Pero además hay un 12% de niños alérgicos. Por este motivo creo que los colegios y los padres deberían tomarse muy en serio este tema. El problema con el que nos topamos es que no se considera enfermedad, y por eso no hay leyes que obliguen a los colegios a nada. Cuentas con su buena voluntad. Por eso profesores y personal de comedor deberían acudir a las Jornadas informativas que se realizan en el Ramón y Cajal anualmente por parte de AEPNAA(Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex), a la que pertenecemos y que nos ayuda día a día altruistamente. Así se darían cuenta de que con información todo es más fácil, se pierde el miedo y a los padres con niños alérgicos nos facilitarían la vida de la etapa escolar”, concluye Almudena.

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner