1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

Alexander, una historia de superación

ZITUS NUM.:  98 Publicado en Entre PAUs

El paso de Primaria al Instituto suele ser motivo de alegría, más aún cuando el alumno lleva una media de notable, habla cuatro idiomas y un expediente académico que muchos quisieran. Pero para Jazmín e Igor, padres de Alexander, de 12 años y  alumno del CEIP Virgen del Cortijo- este paso está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza.


- “Alexan es autista. Cursa sus estudios en un colegio público, ordinario, bilingüe y con aula específica de autismo. A pesar del espectro autista, tiene un gran potencial para los idiomas: habla húngaro, ruso, inglés y español”, nos comenta Jazmín. “El problema ahora es que para continuar sus estudios de Secundaria, que es obligatoria, no existe ni un solo Instituto público que sea bilingüe y que cuente con apoyos específicos para autismo en Madrid”.


- “Colegios Públicos bilingües, con aula de ayuda para niños autistas, hay cinco en Madrid, como el Virgen del Cortijo en Sanchinarro o el Leopoldo Calvo-Sotelo en Las Tablas. Instituto ninguno. La Consejería le da a estos chavales la oportunidad de estudiar de manera bilingüe en Primaria donde tienen todos los apoyos necesarios, pero cuando pasan a Secundaria les cortan las alas al bilingüismo y al apoyo. Es como si a una persona ciega le quitaran su teclado Braile suponiendo que tras haberlo utilizado durante varios años ha tenido que recuperar su vista”, añade Igor.


Por este motivo, los padres de Alexander iniciaron una recogida de firmas de apoyo ya que las alternativas que le daban desde la Consejería de Educación era darle continuidad en un instituto con apoyos pero sin ser bilingüe, que encima están situados en la zona sur de Madrid o en Peñagrande “por lo que mi hijo perdería ya no sólo los conocimientos de inglés sino también la autonomía que ha adquirido este curso escolar de desplazarse al centro educativo solo”.


- “La otra opción es que estudie en los institutos bilingües de Sanchinarro, con los apoyos que haya allí, que son nulos en un caso, y en el otro el apoyo viene 2 veces a la semana y no tiene formación específica de autismo”, añade Igor.


Tal ha sido el apoyo que han recibido los padres de Alexander que el pasado 16 de mayo fueron recibidos por Gregorio Herraiz, Jefe de la Unidad de Programas Educativos de la DAT Madrid-Capital.


- “Nos reconoció que Alexander debe seguir sus estudios en instituto bilingüe, pero nos dijo que no era viable abrir para este curso un aula TGD en el Instituto Ramón y Cajal, donde tiene reserva de plaza nuestro hijo. Se ha comprometido a que se aumente los apoyos pero sin especificar si se trata de un aumento cuantitativo, es decir una pedagoga que le atendiese más veces pero sin tener experiencia en autismo, o cualitativos con una pedagoga terapéutica con experiencia en autismo que atendiese al niño las veces justas y necesarias y a la vez poder asesorar al profesorado también. Pero a día de hoy ese compromiso no lo tenemos por escrito como nos dijo”, añade Jazmín

.

- “Aún así creemos que la reunión ha sido un adelanto en cuanto a la atención de los alumnos de espectro autista en secundaria en nuestra zona, pero quedamos con la duda sustancial de cómo de efectivo vaya a ser el apoyo real que reciba Alexander y el profesorado a partir de septiembre”, prosigue Igor. “Nosotros apoyaremos al instituto en esta nueva tarea, pero también intentaremos que se cumplan los derechos de nuestro hijo cómo de cualquier ciudadano de a pie”.


- “Aprovechamos este hueco en Zitus para agradecer todo el apoyo y firmas que estamos consiguiendo en www.change.org ("autismo Sanchinarro"). Va por la integración real, por los niños que siguen a Alexander tanto en Virgen del Cortijo, cómo en Las Tablas. Nosotros somos unos simples pioneros que por casualidad nos toca abrir camino”, concluye Jazmín.

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner