1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
  • Banner

“Queremos que estudien en el barrio, pero no a cualquier precio” Destacado

ZITUS NUM.:  98 Publicado en Entre PAUs

Un año más numerosos niños de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo se han quedado fuera de las primeras listas provisionales de escolarización para el próximo curso 2014/2015. Aunque se trata de unas listas provisionales, ya que el 4 de junio salen las definitivas (encontrándose ésta revista en imprenta), lo cierto es que las cifras de alumnos sin plaza hablan por sí solas. Basta solo con ver algunos ejemplos, tanto de colegios públicos como privados concertados: CEIP Leopoldo Calvo-Sotelo, 87 alumnos; CEIP Josep Tarradellas, 81 alumnos, Colegio Estudiantes, 73 alumnos, CEIP Antonio Fontán 34, Colegio Santa María la Blanca, 35, CEIP Infanta Leonor, 14 alumnos.

 

98-logo


- “Ante esto ¿qué hacen desde la Consejería de Educación? Ampliar el ratio o las líneas de las clases, con la consiguiente masificación de los colegios. En estos barrios hay un problema muy serio de falta de plazas escolares que nadie quiere ver. Queremos que nuestros hijos estudien en el barrio, pero no a cualquier precio”, nos comenta una madre cuyo hijo no ha conseguido plaza.


- “En Las Tablas, por ejemplo, llevan dos años hablando de un supuesto cuarto colegio que nunca llega. Nuestro hijo entró hace dos años en el Josep Tarradellas, que ya se queda pequeño. El año pasado pasamos de Línea 3 a 5 y ahora nos dicen que van a ampliar a Línea 8 para acoger en tres clases a los supuestos alumnos de este nuevo centro. ¡Tres clases más en un colegio diseñado para ser Línea 3!”, nos comenta Ángela, madre de un alumno de este centro.


98-actualidad10b

Ante esta circunstancia, numerosos padres de alumnos de éste colegio público, se movilizaron en las últimas semanas para mostrar su rechazo ante esta ampliación y ante la escasa información al respecto.


- “Esta medida se ha hecho otros años, pero los alumnos que entraban como colegio nuevo, pertenecían a éste y con su propio equipo directivo. Ahora nos dicen que no será así. No es cuestión de ser insolidarios con los que quieren una plaza, pero cantidad y calidad suelen estar reñidas. Al final tendrán que coger ticket para comer y esperar su turno, por ejemplo”, comenta en la concentración pacífica que organizaron el pasado 23 de mayo José.

 



- “La culpa de que no haya plazas no es nuestra ni de las direcciones de los colegios, sino de los políticos. Deberíamos estar todos unidos en este aspecto, pero no es así. La directora de este centro debería estar con nosotros en esta concentración pacífica, y no solo no está sino que avisa a la policía argumentando que estamos okupando el colegio, y eso que estamos en horario de recogida de nuestros hijos. Tres policías de secreta, dos de Policía Nacional y una Unidad de Policía Municipal, ¡ni que fuéramos delincuentes!”, nos comenta indignado Juan.


Pese a estas movilizaciones y quejas, desde la dirección del colegio aseguran que el centro no perderá ningún espacio “ya que en la actualidad están infrautilizados y cuenta con muchas aulas y despachos vacios”.

  • Banner
  • Banner
  • Banner
  • Banner

  • Banner


  • Banner